Los seminarios Redemptoris Mater

 

Son centros de instrucción diocesana para adultos vinculados al Camino Neocatecumenal​ en los que se ofrece una formación orientada al ministerio sacerdotal misionero.​ Estos seminarios son erigidos por los obispos diocesanos,​ permitiendo que los seminaristas formados en ellos no tengan por qué permanecer en la diócesis del seminario debido a su carácter misionero.

 

Fueron creados por el Camino Neocatecumenal en el seno de la Iglesia católica para dar espacio a las vocaciones suscitadas en este itinerario. El primer seminario Redemptoris Mater se erigió en Roma en el 1988 por petición del papa Juan Pablo II, y mediante decreto del vicario para la diócesis de Roma, el cardenal Ugo Poletti.

 

Se caracterizan por cuatro elementos:

 

Internacional: porque el seminarista debe abandonar su comunidad natal y acudir a aquella donde más sean necesarios sus servicios, en cualquier parte del mundo.

 

Diocesano: porque el sacerdote está vinculado al obispo del lugar y a la misión que él quiera encomendarle, ya sea en la propia diócesis o fuera.

 

Misionero: porque el sacerdote puede ser enviado a cualquier parte del mundo, atendiendo a las necesidades de cada comunidad, de cada diócesis, con la misión anunciar la Buena Noticia del Evangelio.

 

Comunidad: los candidatos al sacerdocio son miembros de una comunidad del Camino Neocatecumenal, en la que siguen caminando durante su formación.

 

Hasta diciembre de 2016, se habían erigido 114 seminarios Redemptoris Mater, esparcidos por todo el mundo, con más de 2300 seminaristas formándose en ellos

© camino-neocatecumenal.org 2002

postmaster@camino-neocatecumenal.org