Queridos hermanos:

La paz del Señor esté con vosotros.

Somos dos hermanas dominicas del Monasterio de Nuestra Señora de la Piedad en Palencia, que descubrimos la llamada del Señor a la vida contemplativa cuando crecíamos en la fe en el seno de una Comunidad Neocatecumenal en Valladolid y Burgos respectivamente.

   Durante la última visita del Santo Padre a España hemos seguido con gran interés los actos que han tenido lugar en Madrid, de manera especial la vigilia de oración con los jóvenes. Y también nosotras hemos sentido de nuevo la invitación a "ser sus testigos", a que nuestra vida dé testimonio de la resurrección del Señor allí donde Él mismo nos ha enviado, en el silencio y la oración.

   

    Y hoy nos decidimos a escribiros, con el fin de que este mensaje llegue a aquellas jóvenes que han sentido en su corazón la llamada del Señor a amarle con todo el corazón, con toda el alma y con todas las fuerza. Nuestro deseo es que la experiencia que nosotras hemos tenido, pueda ayudar a otras a llevar a buen término su vocación en la Iglesia. Por esto os pedimos que reenviéis este mensaje, junto con los adjuntos, a otros hermanos, para que sea difundido lo más posible. O bien, lo entregues directamente si conoces en concreto a alguna hermana a quien le pueda interesar. No se trata de quedarse con la mera anécdota de nuestra historia vocacional (que como la nuestra hay muchas), sino de que llegue a vosotras la invitación a conocernos directamente. La semilla de la nueva generación ya está plantada en nuestra comunidad. Nos gustaría ahora que nuevas hermanas se incorporaran a ella, para que la alabanza al señor continúe.

   

Si sientes que el Señor está llamando a tu puerta, te animamos a no tener miedo a dejarlo todo por Cristo. Por propia experiencia sabemos que Él es la única y definitiva riqueza; el único que puede colmar nuestra necesidad de amar y ser amadas; el único que nos hace verdaderamente libres.

 

    Después de más de 8 años en el convento, podemos dar testimonio de que no sólo merece la pena... ¡sino también la alegría! el seguir al Señor, porque concede realmente el ciento por uno.

 

    Siéntete desde ahora invitada a venir a conocernos. Nuestra casa puede ser también la tuya; está abierta si quieres tener unos días de oración, reflexión y encuentro con el Señor en nuestra hospedería, compartiendo con nosotras la Liturgia; o bien, hacer una experiencia, viviendo dentro de clausura con la Comunidad, participando en nuestra vida las 24 horas de día.

 

    Nuestra oración, silenciosa pero siempre eficaz, te acompaña ya desde ahora. Un abrazo en Cristo de tus hermanas, que esperan poder conocerte pronto,

 

    Sor María de Jesús, O.P. y Sor Mª de Nazaret, O.P.

 

Monasterio Nuestra Señora de la Piedad

C/ Pastores, nº 1

34005 - PALENCIA (ESPAÑA)

Tlfno: 979 - 74.40.22

dominicaspalencia@dominicos.org