CATEQUESIS DEL ENCUENTRO VOCACIONAL DEL
CAMINO NEOCATECUMENAL

MIDLAND, LUGAR DEL MARTIRIO DE LOS MÁRTIRES CANADIENSES
(CANADÁ), JULIO DEL 2002.



KIKO-

(kiko describe el martirio del Padre Brebéuf, jesuita, canonizado por Pio XII), ...Ocurrió en Marzo de 1649 a las cuatro de la tarde. Tenía 50 años de edad. Esto le hicieron al cabeza de los jesuitas, porque los indios pensaban que cuando uno era valiente, si se le comía su corazón puro de la valentía, esta valentía "pasaba" al que se comía dicho corazón. También muchos pueblos de África hacen lo mismo, cuando matan a los enemigos y les torturan para ver si son valientes y si tienen coraje, se comen el corazón de los valientes porque piensan que el coraje, si se lo comen, les pasa también a ellos. Así han hecho con todos estos otros mártires, y Él es la imagen (Cristo, nota del redactor). En este lugar, en esta cabaña, ha estado el Papa, ¡rezando aquí!. El Señor nos quiere decir algo sobre el testimonio de estos hombres. Hay aquí un pequeño poblado que se conserva de la época, se ve como eran las cabañas de los indios, las podéis visitar, como vivían los Jesuitas, en que miseria. Esta gente como era. También, si había una enfermedad, los indios pensaban que los Jesuitas eran los culpables. Era una vida dificilísima, pero se podía ver el amor que tenían a Cristo crucificado. Los escritos de Brebéuf sobre el amor a Cristo crucificado. Dice que dar la vida para que un solo indio conociese a Cristo, era, para él, más que convertir al imperio Europeo entero. Y todo lo ofrecía por estos hombres que no conocían a Cristo, llenos de supersticiones y llenos de barbarie en muchos sentidos. Bien, entonces, mirad que vienen a estar con nosotros, en medio de vosotros, ¡¡Estos mártires están vivos!!, ¡¡Cristo ha resucitado!!, ¡¡Cristo ha resucitado!!, ¡¡ha vencido la muerte!!, ¡¡Nosotros no morimos hermanos!!. Este cráneo que veréis pasar por aquí en medio de vosotros, es el cráneo, es el cráneo de este mártir. ¡¡El está vivo!!, y también un día, su cuerpo glorioso se encontrará con Él. Entonces acojamos cantando con San Pablo "Como condenados a muerte", y después la Virgen Maria que lo acompaña, la Virgen del Camino. Poneos en pie todos rezando...

CANTO: "COMO CONDENADOS A MUERTE"

CARMEN-

...¡Parecéis vosotros los mártires de Canadá!. Yo he estado aquí en Canadá, con la nieve, que a mi me entusiasma, porque yo he estado también en la parte más al norte, ¡yo no soporto el calor!. La primera vez que estuve en Santo Domingo quería escapar, ¡y también en Medio Oriente alguna vez!. Entonces...yo os miro con admiración, ¡como mártires verdaderamente de esta jornada!. No se si con el Papa habéis pasado tanto calor como aquí, ¿peor todavía? Yo fui al encuentro con el Papa, y el testimonio de los Obispos, también de vosotros, me parece que es impresionante, porque pienso que no habéis entendido mucho, como también me ha pasado a mi, por culpa del idioma; aunque por una cosa u otra se entendía alguna frase, algún argumento, pero verdaderamente del todo no se entendía. Ayer lo leí por escrito, y me ha maravillado tanto, porque el Papa ha hecho de la catequesis algo fantástico, verdaderamente es increíble. He leído el texto entero, y el Papa ha dicho de todo, mucho mejor de cómo lo quería hacer él. Lo ha hecho mucho mejor que nosotros. Y espero, os recomiendo que en el autobús, mañana, en vuestra casa, donde estéis, leáis verdaderamente la catequesis que ha dicho el Papa, que jamás es moralista, y se vislumbra un espíritu que verdaderamente parece Pedro, Jesucristo hablándole a él que es en verdad la roca donde Jesucristo ha fundado su Iglesia: ¡Tu eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y los infiernos no la destruirán, ni el marxismo, ni el comunismo, ni nadie!!, Ni aunque toda la técnica de hoy, toda la masonería que hay, nada hará sucumbir nuestra Iglesia, porque esta edificada sobre una piedra angular que es Jesucristo, que es la piedra de la unidad y de la fuerza. A mi me ha entusiasmado ver al Papa que ha hablado bien (se le entendía n.d.r), porque últimamente se encontraba mal, y no se le oía hablar bien, es decir, ¡como él siente verdaderamente este encuentro!. ¡A mi me conforta porque yo soy enemiga de las masas y de esta reunión!, Kiko y el Papa están en cambio acostumbrados al "teatro". ¿Sabéis que me conforta ahora?, ¿sabéis que hora es?. Las 3:00, las 3:15, que es cuando muere Jesucristo, ¡en la cruz Jesucristo muere a esta hora!. A las tres muere Jesucristo, y ¿sabéis que dice la tradición hebrea?, la Torá oral, que han hecho muchos, muchos estudios de la Torá, y como dice uno al que le han dado el premio nobel hoy, que ha vivido el nazismo, se llama Wiesel, dice que la palabra de Dios es como un gran talismán, como una estatua enorme que tiene mil caras y es todo uno, y que incluso en medio de una multitud, de millones, ¡¡cada uno ve que Dios le habla a él solo!!. Cuando está en el Sinaí dirá Dios: "Yo soy el Señor tu Dios", no dice "Vuestro Dios", ¡¡Soy tu Dios!!, cada uno delante de Dios, a cada uno se le conoce por el nombre, ¡somos únicos!. Yo por ejemplo, si soy capaz de estar aquí es por la fe recibida, ¡porque el Espíritu Santo te viene a buscar aquí!, te está buscando en tu corazón, para abrir vuestro corazón verdaderamente a la palabra de Dios, y al destino impresionante de este universo que es la luz.

Con vista a este Encuentro me he preparado mil cosas que ahora al ver esta situación del sol y de la hora terrible que es...¡Esto lo ha montado Kiko y yo soy obediente a él, porque sino yo no habría aceptado esta hora aquí, ni la policía, ni los Jesuitas, ni no se cuantos!. Yo digo que el Papa todavía lo ha elegido mejor, porque al menos el lo ha hecho por la tarde, cuando el sol se pone...A los hombres no se les puede dejar solos.

Son las tres, la hora cuando el evangelio dice que Jesús expira, da su Espíritu al Padre, después de la agonía, de las palabras, de todo, es a esta hora; La tradición y los mismos Evangelios nos anuncian esta muerte de Jesucristo. En todos los Evangelios se ve a Jesucristo dentro de este contexto inmenso que es toda la historia de un pueblo, no de una persona, o un místico, o un mártir Jesuita, sino que es todo un pueblo entero que ha vivido una historia, y este pueblo en su tradición dice que...¿sabéis a que hora pecó Adán? , a las tres. Dios lo ha creado en el sexto día a las tres, y mientras estaba en el jardín cogió la fruta... y todo lo demás que pasó allí, a las tres, en ese momento pecaron, y entraron verdaderamente en un problema insoportable. Ahora se entiende porque a las tres no se mueve nadie en Oriente, ¡porque es insoportable la situación del sol!, bien, yo en el fondo me había preparado un programa y todo, y del Papa me gustaría releer algunas cosas, aunque pienso que vosotros lo conseguís rápido, releed por eso las palabras que ha dicho el Papa, porque se ve como es mayor (en la fe n.d.r), ha dado de si mismo a todos, y lo ha hecho así de bien, bien, bien, ¡en verdad algo impresionante!. Me han emocionado también los Obispos que estaban presentes, porque los Obispos son muy importantes en la Iglesia, ya que han sido constituidos después de los apóstoles, y me emocionaba porque lo han soportado todo. Yo digo que son verdaderos santos también estos Obispos por este desplazamiento, porque no son así, jovencitos como vosotros, porque los jóvenes os movéis todo lo que queréis, hacéis muchas cosas como ha dicho el Papa. El Papa ha dicho una cosa: la próxima reunión de la juventud será en Colonia, ¡Colonia!, donde está el Cardenal Meisner, al que queremos mucho y que nos ha ayudado tanto...(ha abierto un Redemptoris Mater, n.d.r) y a mi me ha impresionado la Catedral, que es una de las mejores que existen en Europa, la Catedral de Colonia, que se ha salvado de la guerra, de la guerra mundial. Y allí están los Magos, los Magos de Oriente, que están enterrados allí según la tradición, está lleno de monumentos, algo impresionante. Los Magos, ¿y quienes eran los Magos?, científicos, sabios que venían siguiendo la luz, ¡la estrella!, ¿comprendéis?. Esto me ha hecho pensar en lo importante que es hoy la ciencia, y tras nuestra mafia neocatecumenal, como yo dije una cosa en el Circo Máximo (a cerca de la importancia de la ciencia en el mundo de hoy n.d.r) que había impresionado tanto, uno me dijo: Te voy a dar yo una explicación científica de lo que tu has dicho teológicamente, y me ha mandado una serie de cosas que son muy interesantes; A mi me gustaría decir alguna de estas cosas, pero en esta situación es muy difícil, porque son cosas científicas, pero os voy a leer algunas frases de todo esto que me ha enviado la mafia Vaticana, digo la mafia neocatecumenal, porque el que me lo ha enviado es un gran profesor de ciencia, de química, de física, de bioquímica, de no se cuantas cosas...¡dejadme en paz con las fotografías por favor!... Leo solamente algunas frases de este profesor que me ha mandado esto, que es un profesor importante, y que sabe mucha física, y me ha traído para ver en un ordenador una serie de mapas sobre esto que el decía, sobre las fotografías de las moléculas, de los átomos, de todas las cosas del universo, una serie de cosas muy interesantes, ¡como está caminando hoy la ciencia!. La Luz, para la ciencia, es algo importantísimo. Os leo solamente alguna cosa. ¿Qué es la Luz?, esto os querría preguntar, ¿qué es la Luz?, porque os han bombardeado tanto, tanto con esto de ser la Luz, ser la Luz, la Luz; todas las predicaciones que nos han hecho, hecho y hecho sobre la Luz y la Sal, mas yo os pregunto: ¿che è la Luce?, ¿che è la Luce?, ¿What is the Light?, ¿Qu'est-ce la Lumiere?, en Español: ¿qué es la Luz?. Dice: ¡la Luz es definida por la física moderna como un conjunto de ondas electromagnéticas caracterizadas por distintas longitudes de onda!. No son como las olas del mar, la Luz es definida...me imagino que está aquí este profesor, porque el tiene muchos hijos, y también el lleva a muchos jóvenes, imagino que estará aquí; Es un pecado porque yo con esto quiero que cojáis un poco de gusto para estudiar física, y la ciencia de hoy, porque se necesitan sabios, sabios hoy que den respuestas y que tengan fe de fondo para poder interpretar los datos que origina la ciencia y que son muchos, ¡muy importantes!. El Papa ha dicho que el mundo tiende a ir a la técnica solo por los sueldos, y la ciencia tiene una revelación impresionante, para poder así conocer el misterio del universo, ¡a donde vamos, de donde venimos!; La ciencia tiene una cosa que es importantísima, yo por eso os invito no solamente a ser presbíteros, sino a ser también científicos buenos, ¡y estudiar la verdad!. La Luz, os repito, es definida por la física moderna, como un conjunto de ondas electromagnéticas, caracterizadas por distintas frecuencias de onda y energía. Es fundamental, esto es algo muy fundamental lo que ahora quiero decir, aprender que mientras la física Newtoniana, no se si sabéis quien era Newton, un gran físico de finales del siglo diecisiete que descubrió miles de cosas, y que para él era importantísimo el tiempo y el espacio. El espacio, porque nunca se acababa, y el tiempo, porque era imposible retener un minuto, y como el espacio y el tiempo están de forma absolutamente coordinada; ¡esto en el tiempo de la física del siglo diecisiete!. Después viene otro señor que se llama Einstein, y que casi es contemporáneo nuestro, y que descubre en cambio que tales "grandezas" no son absolutas, sino relativas, ¡ni el espacio, ni el tiempo!. Esto sería magnífico saberlo explicar, pero no tenemos tiempo, pero son relativas. Esta palabra "relativa" parece ser que a Einstein le gustaba, porque dice que todo es relativo. Y hoy con el relativismo se ha estropeado la moral, la religión, y todo, ¡ha provocado el desastre!. Y a Einstein le gustaba esta palabrita, ¡porque Einstein lo relativizaba todo!. Hoy la física dice que la luz viaja a 300.000 km. por segundo, ¡imagínate lo que es 300.000 km por segundo!, imagínate que la sonda americana, que ha sido un gran invento de los Estados Unidos, de la NASA, con ayuda Europea y no se cuantas cosas más, viaja a 64.000 km. por hora, no por segundo, ¡¡es como una carreta!!. Es hermoso que en la historia del universo existe la Luz; la Luz es una entidad absoluta, fantástica y maravillosa que va a una velocidad de 300.000 km. por segundo. La Luz con su velocidad, es una única entidad absoluta (Carmen está queriendo comparar la visión científica de la luz, con la visión teológica, dándose cuenta de la cantidad de similitudes n.d.r). Es interesante como la palabra que vamos a proclamar, ya la revelación identifica que ¡¡Dios es Luz!!. Es una cosa impresionante e increíble la Luz con su velocidad, y dice que ¡¡Dios es Luz!!... Como es imposible hablar de todo aquello de lo que querría hablar, porque es largo y no se que hora es, pero yo os invito a estudiar, porque es muy interesante como la Revelación, Dios que ha hablado, es Él...y si miráis la primera página del Génesis, dice que ve el universo, dice: en el principio creó el cielo y la tierra. Entonces la tierra estaba desierta, y las tinieblas recubrían el abismo, y el espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas. Dios dice: "sea la Luz". Así que él la crea. Así que su palabra hace la Luz. La palabra que vamos a proclamar es interesante, aunque la hemos escogido nosotros hace una semana, aquella que ha leído y proclamado el Papa en la Vigilia, que es de la Primera carta de San Juan, y yo he visto una cosa aquí, en Canadá, he visto que a la entrada, a 40 km. de Toronto, hay una Iglesia muy bonita hecha en el 84, en la que ha estado el Papa y en la que ha participado con dinero para terminarla, porque le faltaba el techo, ¿sabéis cual es?, ¡la Iglesia de la Transfiguración!, ¡Transfiguración!. Yo querría deciros algo de la Transfiguración, pero entended primero que es esto del espectro, este gran espectro que tiene la Luz, y que parece imposible. Me imagino que el profesor que me estará escuchando pensará: ¡pobrecilla!...¡ El espectro electromagnético tiene una multitud inmensa de ondas!. Aquí están las ultravioleta,...y en el centro encontramos lo que se llama "luz visible", la luz que nosotros vemos, aquella que es visible, y que tiene muchos colores, ¡y tiene una unidad que es...!. A parte de la velocidad, que es algo maravilloso; Nosotros mismos parece que estamos aquí en una llanura, ¡sabed que estamos en una astronave!, la tierra es una astronave fantástica que todavía los Americanos sueñan con hacer algo parecido. Lo que han hecho ellos es una carreta; La tierra misma está navegando a una velocidad de 30 km. por segundo. Nuestro planeta no está quieto, está caminando a una velocidad de 30 km. por segundo, estamos en una astronave. Yo os digo esto porque imaginaos, ninguna nave, ningún avión que hayáis visto, tiene árboles dentro, ni piscinas, ni mares, en un avión, nosotros hemos venido en uno muy bueno que era de la compañía no se cual...¡lo que tienen es ridículo!!. Nosotros mismo estamos navegando en el Universo en una astronave fantástica. ¿Y quién la mueve?, ¿el petróleo de los Árabes?, ¿del Arabia Saudí?, ¿la mueve Bush?, ¿quién mueve esta nave?...Este es el misterio inmenso que estamos viviendo en el universo, y ¿de donde venimos y a donde vamos?. También esto es interesante. Ahora sin embargo es interesante la Transfiguración, y que Jesucristo es visto completamente ¡Luz!, y los apóstoles serán testigos de esto. No están todos los apóstoles, solo tres lo han visto, lo han oído, han tocado la realidad histórica que es la Transfiguración. Por esto entended lo importante que es la Transfiguración, que dice que la Luz, aquí nosotros no sabemos hablar mucho acerca de lo que es la luz, es algo verdaderamente interesante, la Luz, que desde un punto de vista científico es también muy interesante, también la interacción que tiene la Luz con la materia, osea, con los átomos, las moléculas. La propiedad de las ondas electromagnéticas que forman la Luz es la de excitar las moléculas y los átomos, osea que excita las moléculas y los átomos, enviando los electrones fuera del núcleo, y se alejan para después retornar a su estado fundamental. Y en esta fase, la energía adquirida por el átomo, la molécula, todavía puede ser liberada en forma de luz, o bien disipada en forma de calor. Cuando se disipa en forma de calor es cuando un cuerpo recibe la luz y se apropia de toda esta luz, por lo que este cuerpo se transforma en negro, es el color negro. Mientras que cuando la luz que coge el átomo, la molécula, la refleja toda, ¡este cuerpo se transforma en blanco!. Ahora mirad que la Transfiguración es el ejemplo máximo donde Jesucristo refleja al máximo el amor del Padre, y esto es fantástico como la Luz, que Dios nos llama a nosotros a ser Luz, a reflejar, a no quedarte nada para ti, sino a reflejar verdaderamente la fe y la Luz, ser verdaderamente blancos, no acabéis siendo negros. Hoy nosotros estamos también en este agujero inmenso en el universo que lo desencadena todo, y somos como algo terrible. Y ahora la Luz, en toda la Revelación aparece como el amor de Dios completamente, de cómo Jesucristo refleja este amor de forma total dándose completamente...La Transfiguración, sería muy importante leerla, y como esta Transfiguración no se la inventa Jesucristo...

...Y dice: ¡¡"Yo soy el Señor tu Dios"!!, y han visto también 10 palabras que marcaban todo el camino hacia la muerte, del desierto, y de las serpientes y todo, y son 10 palabras a las que nosotros hoy llamamos mandamientos, y son 10 palabras: ¡Amarás al Señor tu Dios con todo el corazón!, pero ¿por qué?, ¡porque primero has escuchado que yo soy el Señor tu Dios!. Este es el problema que tenemos siempre. Dios existe, Dios no existe, ¡existe siempre esta duda!. A donde vamos, quienes somos...y Dios se ha manifestado y te dice: ¡¡"Yo soy el Señor tu Dios"!!, "yo te conozco, se de donde vienes y a donde vas, yo tengo un proyecto para contigo, un proyecto fantástico y maravilloso, de llevarte verdaderamente a la divinización, a salir verdaderamente del problema de la muerte, de este problema"...sería interesante decir, pero es muy difícil. Quiero subrayar que esta capacidad de reflejar enteramente la Luz, como hace Cristo en la Transfiguración, no es un fenómeno corriente en la naturaleza. Todas las cosas absorven una parte y reflejan otra parte, así aparecen los colores, del rojo al verde, el azul, el gris, porque no lo reflejan todo. Por eso el blanco es la donación completa. La escritura, que habla del amor de Dios, es como un espejo en el que se refleja completamente la sabiduría de Dios. El espejo es algo material que refleja completamente cuanto le refleja la Luz. El Señor nos invita en toda esta explicación de la Luz, de la cual las Escrituras están llenas de estas cosas verdaderamente fantásticas, que aquello que está diciendo la ciencia lo ha dicho ya Dios, en su revelación, en todas partes. Como el misterio inmenso del Universo va todo caminando hacia una Transfiguración. Pensad también en las cosas más pequeñas, como un grano de Avena que puede dar energía y luz, por eso también todos los muertos enterrados que parece que no sirvan para nada...tiene dentro un misterio de átomos que se mueven, un ejemplo es la bomba atómica, ¿no?. Justamente caminamos hacia el 6 de Agosto, que es la fiesta de la Transfiguración, y que coincide con el día en que cayó la bomba atómica sobre Hiroshima. Cuando se pensaba que el átomo (no era nada n.d.r)...el primero que habló del átomo era un griego, significando la palabra átomo con indivisible, por lo que se pensaba que era indivisible, sin embargo se ha descubierto el misterio enorme que está dentro del átomo, la enorme explosión nuclear que puede dar un solo átomo, es decir, la materia puede verdaderamente dar lugar a una inmensa energía, como hemos visto con la bomba atómica. El misterio del Universo es muy, muy impresionante...la revelación es la Luz, es el sol también que tanto me está impresionando, es una lámpara en el Universo. Y las galaxias están viajando a una velocidad inmensa, y que es todo un misterio inconcebible también para la ciencia, que están descubriendo tantas cosas, pero ninguna en comparación con el misterio enorme que está entorno a la sabiduría de Dios, que no se puede medir por ninguna parte. Pero Dios nos está llamando verdaderamente a esta divinización para él, porque él no tiene materia, el tampoco no tiene luz, sino que es ¡espíritu puro!. El nos llama a una espiritualidad pura que será algo fantástico, y que todavía la ciencia esto no lo conoce, pero Cristo nos lo ha revelado, porque nos ha llevado para hacernos hijos de Dios. Ahora os digo una pequeña cosa de la Sal, porque la sal la habéis tenido en la mano, sabéis más que cosa es; En química se le llama Cloruro Sódico, es decir, que tiene el cloro y tiene el sodio. El sodio es un metal que puede explotar con Hidrógeno, el solo, es muy peligroso, ; el sodio también el solo es muy peligroso, una inhalación puede ser mortal. Es decir, con dos elementos que son muy peligrosos y pueden matar a alguien se forma un granito de cristal al que se llama sal, que es fantástico y maravilloso. Porque esta imagen que hay aquí, fantástico este científico que me ha dado estas cosas, debe de tener mucha fe...La sal, este cloruro sódico que está formado por componentes venenosos, ella misma es algo maravillosa, pero ¿cómo es maravillosa?, ¡deshaciéndose!, osea, muriendo a si misma, el cloruro de sodio forma iones cloro y iones sodio. Estos iones son capaces de atraer en torno a él, como la comunidad, las moléculas de agua gracias a su estructura; Es fantástico y maravilloso ver como la Sal verdaderamente da sabor a todo, sin embargo necesita disolverse y morir, desintegrarse ella misma. Esta es la imagen que hace esta maravilla que es la Sal, porque la Revelación une la Sal con la Luz. Si nosotros entendemos el misterio del ojo, que también es fantástico, porque en el centro de la pupila gracias también a la sal (formando otros compuestos en el cuerpo una vez deshecha n.d.r) la luz es comunicada al cerebro y nosotros vemos. Una cosa que es fantástica, Luz y Sal. La ciencia está diciendo cosas que van completamente de acuerdo con toda la revelación, con estos dos elementos absolutamente fantásticos. Sin embargo la Luz debe ser, para ser realmente luz , debe reflejarlo todo, no puede quedarse nada para si misma, y la Sal para ser verdaderamente sal, debe disolverse, que es morir. Por esto es interesantísimo esta muerte, que no es una angustia, sino que es una bienaventuranza. Por eso me ha gustado muchísimo el Papa cuando ha dicho esto de las bienaventuranzas como una escalera hacia la felicidad, que es ser verdaderamente felices, porque estas cosas que está diciendo van unidas a la vida, Luz y Vida. Y la Vida hoy, Dios ha amenazado a este planeta nuestro... el sexo que está al servicio de la vida, puede en una chica, transformarse en una pornografía insoportable, que es deshacer verdaderamente el problema de la Vida, y la matriz que tiene la esposa, la mujer que tiene la fábrica de la Vida, y que el hombre junto con la mujer pueden ser verdaderamente como la Trinidad, todo se puede destruir. Entrad verdaderamente en el misterio de Dios Padre que hace verdaderos hijos. Es algo fantástico y maravilloso toda la revelación, que es una palabra en este universo, en medio de estos falsos profetas, en este Internet, en esta estupidez enorme, que descubre verdaderamente la ciencia... buscad la sabiduría que hay dentro de la Palabra de Dios, que os hará felices, felices sin angustia, sin todas las cosas. Entonces, como yo no tengo más tiempo para nada de lo que quiero hacer, y había preparado tantísimas cosas, solamente si rezáis, como dice el Libro del Salterio,...Yo estoy muy contenta de que hayan aquí representantes Ortodoxos, porque la Ortodoxía observa muchísimo la Transfiguración, está en todos los iconos, la Transfiguración. Y en el mismo Sinaí, saliendo del Sinaí, allí hay un monasterio muy antiguo del siglo cuarto que se llama monasterio de la Transfiguración, y al que después han llamado monasterio de Santa Caterina por sus orígenes, allí hay un mosaico impresionante de la Transfiguración, como un testimonio de cómo Dios es Luz, y ha abierto un camino en el desierto y en la muerte con diez palabras fantásticas y maravillosas que son las mismas que las bienaventuranzas, las mismas, serás feliz sino adulteras, sino robas, etc...pero Cristo ha dicho esto mismo al revés ( es decir dichosos aquellos que son pobres, perseguidos,...n.d.r). Voy terminando.

¡¡Mártires Canadienses!!, y en esta transfiguración encontramos tres testigos, que son: San Juan y su hermano San Santiago y Pedro. Yo os querría decir alguna cosa de estos tres. Pedro es muy importante porque si leéis el Evangelio dice: "seis días después Jesucristo subió a un monte alto, y allí se transfiguró en su presencia. Seis días después u ocho días después que no cuentan, y ¿por qué pasan ocho días primero o seis días primero?. En estos días se está celebrando una fiesta, porque allí (en el Israel del momento n.d.r) encontramos muchas fiestas que son fantásticas, y está el día del gran perdón etc, y Jesucristo lleva a los apóstoles al límite de Israel con Siria, desde donde se ve donde empieza el Jordán, donde están las cascadas, y allí Jesucristo entabla este diálogo con Pedro: ¿quién soy yo según la gente, y quien soy yo según vosotros?. Y el dice: ¡Tu eres el Cristo, el hijo del Dios vivo!, es decir, que Dios se manifiesta y le dice su nombre a Pedro. En el mismo momento se está celebrando en Jerusalén una gran fiesta, y allí en el templo está Caifás, que era el Sumosacerdote de aquel momento, diciendo precisamente el nombre de Dios, la única vez que Israel puede decir el nombre de Dios (se celebraba la fiesta del perdón judía, o Yom kippur, y Carmen pone el acento en el paralelismo entre la revelación y culto divino, y el culto pagano. Como se desprende "Dios se manifiesta a los pobres de espíritu" n.d.r). Esto explicarlo bien es imposible...Yo quería deciros que el perdón es algo muy importante, que también Pedro después negará a Jesucristo y negará a la Luz (que es Cristo n.d.r) en el alba, sabed que canta el gallo anunciando la aurora, el día, la luz; Pedro volverá a la Luz y será testigo de la Transfiguración y también de su pecado. Después está también San Santiago, Santiago apóstol que es el patrón de España, y el Papa hizo un encuentro allí...pues Santiago ha sido el primer mártir de los Apóstoles. Todos ellos darán su vida, y después está San Juan, hermano de Santiago, y que es el único que resiste junto a la Virgen a los pies de Cristo, y del cual ahora proclamamos una palabra de testimonio de la Transfiguración. De la primera carta de San Juan Apóstol: "Lo que existía desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que contemplamos y tocaron nuestras manos acerca de la Palabra de vida, - pues la Vida se manifestó-son testimonios verdaderos, y no uno, ¡sino tres!- nosotros la hemos visto, y de eso os damos testimonio, y os anunciamos la Vida Eterna". Caminamos y atravesamos la barrera de la muerte en Jesucristo a la luz de la Resurrección, de la Transfiguración, del Espíritu, que nos hará entrar en Dios como hijos. Ser de su familia y estar en comunión, que es el amor, entrar verdaderamente en el amor del único que ha experimentado la Vida Eterna. Los hijos que te hacen perder la esperanza, el marido que es horrible, tu padre que no lo soportas, tu madre que te dice las cosas, y el sexo que es fantástico, y aquella chica con esos pechos...¡estas cosas no son nada!, sabed que después te quedas vacío. Lo único verdaderamente que queda en realidad no es el sexo, sino el amor verdadero. Dice que la vida, da testimonio San Juan, que la Vida se ha hecho visible, nosotros la hemos visto, y de ella damos testimonio y os la anunciamos, "anunciamos la Vida Eterna que estaba en el Padre, y de la cual nosotros somos testigos visibles", también si yo estoy aquí es porque verdaderamente para mi existe la Vida Eterna.

Yo he pasado mucha angustia, muchos túneles, pero siempre Dios te sostiene, y en esos momentos te muestra la Luz, porque la Resurrección del Señor va delante, y tenemos un testimonio; Nosotros queremos dar testimonio en el mundo de a donde va el hombre. Ahora Dios te ha elegido, y te está dando tantas gracias y tanta luz para que tu puedas iluminar el siglo veintiuno, como está diciendo el Papa. Tu tienes una misión impresionante, más que estar todo el día metido en el ordenador, caminar verdaderamente en mundo y llegar a ser un hijo, y tu serás el futuro, serás la sabiduría, serás la luz, serás el amor. " La Vida Eterna que estaba en el Padre se nos ha hecho visible a nosotros; Aquello que hemos visto y oído, os lo anunciamos, para que también vosotros estéis en comunión con nosotros. Nuestra comunión es con el Padre y con su único hijo Jesucristo. Estas cosas os escribimos para que nuestro gozo sea perfecta" - ahora continuaré, salto un trocito...Después Kiko seguirá y hará todas las tonterías que quiera - "Y este es el mensaje que hemos oído de él y que os anunciamos: Dios es Luz, en él no hay tiniebla alguna. Si decimos que estamos en comunión con él, y caminamos en tinieblas, mentimos y no obramos la verdad. Pero si caminamos en la luz, como él mismo está en la luz, estamos en comunión unos con otros, la sangre de su Hijo Jesús nos purifica de todo pecado. Hijos míos, os escribo esto para que no pequéis. Pero si alguno peca, tenemos a uno que abogue ante el Padre: a Jesucristo, el Justo. El es víctima de propiciación por nuestros pecados, no sólo por los nuestros, sino también por los del mundo entero..."
Ahora os quería decir una cosa muy importante que se me había olvidado...Cuando hicimos el encuentro en el Circo Máximo, otro de la mafia vaticana, no vaticana, neocatecumenal, me escribió una carta diciéndome: Querida Carmen, partiendo de una frase que dijiste en el encuentro de los jóvenes en el Circo Máximo acerca de la túnica de José, tuve curiosidad y te mando algunas cosas que encontré. Y ha encontrado cosas fantásticas sobre la importancia del vestido, y la importancia de la túnica. Habéis visto como son los talibanes, los del Bin Laden, aquellos del Afganistán. Habéis visto al primer ministro como vestía como un rey, poniéndose una túnica verde. El vestido es también hoy muy importante, y una de las cosas que hace todo el mundo es ir a la moda. A una mujer si se le mira como va vestida inmediatamente puedes saber como se encuentra interiormente, ¿entendéis la importancia del vestido?. Sabed que Adán pecó a las tres del Sabath, faltaban tres horas para comenzar el Sabath, tres horas, y es interesante que lo hace a la misma hora, esta coincidencia que dice la tradición con la muerte de Jesucristo a las tres; Y si vais a la Iglesia que está en Jerusalén, en el centro veréis que está la Resurrección y el Calvario, en el Gólgota (habla de la Iglesia del Santo Sepulcro n.d.r), y debajo hay una piedra que dice la tradición era de Adán. Resulta que Adán se encuentra desnudo, y que Dios le da una túnica, y dice que era una túnica de pelo. Dios lo manda fuera del paraíso, sin embargo le concede la posibilidad de no permanecer en las tinieblas, poniéndole una túnica de luz. Esta es una tradición fantástica y comprobada que no aparece solamente en la Escritura. La Biblia contiene un conjunto de tradiciones vivas, una liturgia, cosas muy interesantes y mucho más importantes que la túnica blanca, que parece que se la inventa Jesucristo en el Tabor (porque en el Antiguo testamento ya se habla de ella n.d.r), porque como decía antes, en el mismo momento en que Jesucristo se transfigura con esta vestidura blanca, el sumosacerdote está entrando en el SantaSantorum de la Sinagoga, todos vestidos con grandes túnicas reales, ¡¡y se pone la vestidura blanca!!. Es interesante ver que, después de la creación, Dios no se ocupa de enseñar tecnología, no enseña el uso del fuego, ni como hacer pan ni nada, sino que la única cosa que hace, es enseñar al hombre a vestirse, a la "moda", y este mandamiento del vestir a los que están desnudos, en la tradición hebrea, permanecerá siempre como el primer mandamiento de la misericordia. ¡¡Esto del vestido es muy importante!!. Esta túnica de luz que nos da al principio en el paraíso es muy interesante, porque está unida al perdón. Y este hombre que me ha enviado esto sobre el vestido, me dice que cuando hablé de José en Egipto él ¡no sabía quién era este José!, pero siendo algunos ya antiguos ¡como no sabéis nada de la escritura!. José es un patriarca como Abraham, Isaac, Jacob, y José pertenece a una cuarta generación. Pero es la figura que más hace presente ya en el futuro a Jesucristo, porque también el es vendido por veinte monedas, Jesucristo por treinta, un poco más. Le cogieron la túnica y se la pusieron en la sangre roja. El rojo de la sangre es siempre, o quiere decir que había dado la vida, y la habían manchado con la sangre de un cordero, y presentándosela al padre, le habían dicho que había muerto y que lo habían devorado las hienas. Es ya un preámbulo de que Jesucristo será verdaderamente el cordero, que coge verdaderamente el pecado con su sangre. Este pasar del rojo al blanco es interesantísimo, ¡esto es el perdón!. Por eso el Papa viste de blanco. Mirad como es importante el vestido. En oriente, y también aquí, con esto de las modas el vestido a pasado a ser algo muy importante. Uno puede ver como es la persona según como va vestida. Y el vestido dice verdaderamente quién tiene el poder, quién es el rey y que honores tiene. Estas túnicas significan que por delante está el honor y por detrás lo peor. Jesús lo mismo delante que detrás nos quiere decir que también lo peor (los pecados de la gente n.d.r) se transforma en honor, en la cruz, en una serie de significados simbólicos que son muy importantes, porque la simbología habla, y es algo fantástico...Mirad como es de importante la túnica de Jesucristo, y como se transformará su túnica con la Luz en blanco, y como se dice que los elegidos...nosotros hacemos la Elección finalizando con el Bautismo. También a vosotros desde pequeños, cuando os han bautizado os han puesto una túnica blanca, que significa verdaderamente el futuro, la Transfiguración, la luz, a donde vamos, hijos de la Luz, y es esto lo que significa. Bien, ¡os dejo a Kiko!

KIKO-

¡Un aplauso a Carmen!. Entonces, hacemos un canto, que es un canto de San Pablo que dice...Estoy contento por lo que ha dicho Carmen, porque vosotros estáis desnudos, y en el Camino os estamos poniendo una túnica; El Camino acaba con una túnica de lino puro, que significa el bautismo, vistiendo nuestra desnudez. Cristo, a través del Camino, nos está vistiendo de su vida inmortal. Ahora, cantamos esto, en respuesta a esta palabra, la segunda epístola a los Corintios. Dice San Pablo que el mismo Dios ha dicho: "Sea la Luz", con la palabra apareció la Luz, y el mismo Dios ha dicho a nuestro corazón: "de las tinieblas resurja la Luz" de nuestras tinieblas, es aquel, el mismo Dios, que ha hecho brillar en nuestros corazones el conocimiento de su gloria, Dios mismo hace resplandecer su Luz dentro de nuestro corazón. Dice: "El mismo Dios que dijo: de las tinieblas sea la luz, es el mismo que ha hecho brillar la luz en nuestros corazones, para llegar al conocimiento de su gloria, que está en el rostro de Cristo". Y nosotros llevamos este conocimiento de su gloria, este tesoro, en un vaso de barro, para que se manifieste, a todos, claramente, que lo sublime de este amor que existe en nosotros, no viene de nosotros, viene de Dios.

Quién se predica si mismo no es un apóstol, es un idólatra. Por esto dice: Somos atribulados en todas partes, mas nunca desesperados, perseguidos, mas nunca abandonados, abatidos tantas veces, mas nunca aniquilados, llevando siempre, en nuestro cuerpo, el morir de Jesús, para que se manifieste que está resucitado. Este canto hermanos, dice que cuando nosotros morimos, el mundo recibe la vida, es lo mismo que ha dicho Carmen cuando hablaba de la Sal, cuando se deshace, muere, sala, da sabor, decía Carmen en aquello que nos ha enseñado, como las partículas de la sal, dentro, en el agua, como se transforman, y nos ha mostrado científicamente lo que significa esta acción de salar, y nos ha mostrado también la similitud de este proceso con estas comunidades que estamos haciendo. Una obra grande.

¡Que es la Luz!, ¡¡Cristo crucificado!!, os hablaré de esto, hermanos. Lo dice también San Pablo: ¡¡Sois la LUZ!. Pero que quiere decir ser la Luz a preguntado Pedro al Señor Jesucristo. Vosotros sois la Luz del mundo. ¿Que significa ser la luz?, ¿qué es la Luz?, ha preguntado Carmen. Dios es Luz, pero ¿qué significa esto?, ¿de que Luz está hablando?...

Aquí está, ¡¡ésta es la Luz!! (Kilo señala la Cruz n.d.r), hemos traído un Cristo dorado con esta imagen de la Luz. Esta es la Luz, Cristo, y Cristo crucificado, esta forma de amor es la luz al mundo, que ilumina el mundo, que transforma el universo que contiene todas las cosas. Las nubes, que llevan el agua, y esta agua cae muriendo a si misma y nos da de beber a todos, el tomate que muere y nos da la Vitamina C, esta Luz que es Cristo crucificado, que se dona totalmente, es Dios mismo. El mundo está lleno de tinieblas, los hombres obedeciendo al maligno se transforman en opacos, negros, egoístas, cada uno viviendo para si mismo, llenos de sufrimiento, pero Dios ha enviado a su hijo para devolvernos la Luz. Dios es Luz, en el no existe tiniebla alguna. Hemos escuchado lo que Carmen ha dicho, que estamos invitados a ser luz, ¡¡Luz!!. ¿Y que es esta Luz?, dice San Pablo: ¡Llevando siempre en nuestro cuerpo el morir de Jesús!, ¿qué es esto del morir?, la forma de morir de Cristo, es decir ¡¡llevar en nuestro cuerpo el ser constantemente crucificados!!. Dice San Pablo, por tu causa, Señor, somos todos los días como ovejas al matadero. Hermanos, tenemos en verdad un único problema con el Camino Neocatecumenal. ¡¡Escuchadme!!, escuchadme bien. Verdaderamente a través del Camino Neocatecumenal se da el hombre celeste, el hombre nuevo, un hombre que tiene dentro Vida Eterna, ¿o no?. En la Iglesia no queremos masas, no estamos contentos porque en la Parroquia de los Mártires Canadienses haya 28 comunidades, o 30 comunidades. No tenemos necesidad de multitudes. ¡Tenemos necesidad de Cristianos!. ¿Para que sirve una Parroquia llena de comunidades si todos fornican, no vienen, no les importa nada de nada, o vienen a encontrar novia?, ¿¡¡Que queremos!!?. No estamos jugando a hacer un movimiento, no estamos jugando a nada de esto, ni a hacer asociaciones en las Parroquias, ¡¡ni esto ni nada!!. Yo no daré mi vida por esto. Aquí nos estamos dando cuenta de los problemas que tiene el mundo, hoy, que está profundamente en crisis, ¡porque está en crisis el Ser Cristiano!. ¿Qué es ser Cristiano hoy?. Es hacer obras sociales ¿solamente?, ¡el demonio lo está haciendo bien porque está cerrando el cielo!. No existe más escatología. El Papa ha dicho una frase profética que quedará grabada como testamento suyo, ha dicho: "vous etes les baticher, les baticher de la citté eternelle...". No se trata de hacer aquí un mundo mejor en este sentido, se debe mostrar al mundo otra cosa. "Vous etes les baticher" quiere decir que vosotros sois los edificadores de la ciudad celeste, de la Jerusalén celeste que está en medio del mundo, que es una luz que presenta el cielo y que nos informa de que nosotros somos "uomini pontífex". Todo cristiano es un puente hacia el cielo, a la Vida eterna. Hoy se niega todo lo celeste, ¡¡todo lo celeste!!. Este es el ataque más profundo, el más terrible del demonio en toda la sociedad. ¿pero verdaderamente tu eres un hombre celeste?, pero ¿verdaderamente hemos recibido de la naturaleza de Dios?. Dios es luz, y su naturaleza es Luz, ¿qué es esto de la naturaleza divina?. Miradla: ¡Cristo y Cristo crucificado!, ¡Miradla!, ¿y verdaderamente a ti te ha dado de su naturaleza?, ¡Muéstralo!!, ¡no hablamos más de estupideces!, ¡¡muéstralo!!.

El Catecumenado en la Iglesia primitiva era algo real. Pablo habla que los cristianos debían demostrar que habían recibido la fe, que es un don gratuito, don celestial, virtud sobrenatural, que lo habían recibido de Dios porque hacían obras de Vida eterna, obras que un marxista no puede hacer, obras que un musulmán no puede hacer, obras que un budista no puede hacer, obras que muestren que has recibido de su naturaleza. Con esto no quiero decir que sean malos, perversos, o que sean peores los musulmanes u otras religiones. ¡NO!, Nosotros iluminamos también el bien que hay en el Islam, nosotros iluminamos lo bueno que hay en el Budismo, el bien que hay en el Marxismo, porque somos la Luz, Dios te ha llamado para ser Luz. Pero atención, la llamada divina es un don gratuito, ¡gratis!, ¡gratis!. No te ha elegido porque seas mejor que nadie, te ha elegido porque ha querido. ¿Hay en nuestra vida verdaderamente obras de Vida Eterna?, y ¿cuáles son estas obras de Vida Eterna?, pragmático, el hombre sabe hablar claramente, por eso se entiende la palabra de San Juan, que es muy pragmática. Quién no ama así no tiene dentro la Vida Eterna. Dice San Juan que quién detesta a un hermano, uno cualquiera, sabed que es un asesino. Ningún asesino tiene dentro Vida Eterna. ¡Así de claro!, ¡aquí hay muchos presbíteros y Obispos!, ¡¿cuántos presbíteros y Obispos que han venido aquí, odian a alguien, detestan a alguien?!, que sepan que la Palabra de Dios es perfecta, y que si detestan a una sola persona no tienen dentro Vida Eterna. Y a vosotros, vosotros que estáis aquí, si vosotros despreciáis, odiáis, no soportáis a un hermano, no tenéis dentro esta Vida inmortal. ¿Por qué?, porque si odiáis a alguien no tenéis la Vida de Cristo, ¡no tenéis la luz!, porque la luz es el amor al otro malvado, amor al enemigo, enemigo que te odia, que te detesta, que te traiciona, que te engaña por detrás. Tu tienes a un hermano, amigo, que te está haciendo algo perverso, y tu para defenderte lo detestas, lo odias porque te ha difamado etc. Entonces dentro de ti no hay este amor, que es una novedad absoluta en el mundo, que en la Cruz de Cristo se terminan todas la guerras, todas, el amor al otro aunque este sea un malvado. Mas esto toca un punto, un punto gravísimo. ¡La Justicia!. Tu te encontrarás con un problema, tu sentido de justicia porque a lo mejor te están haciendo una injusticia y crees que lo primero que se necesita es hacer justicia. Entonces te justificas odiándolo, detestándolo, y no hablarle, haciendo la guerra, ¡en nombre de la Verdad y de la Justicia!, ¡¡de Tu Justicia!!. Pero ha venido al mundo LA JUSTICIA DE LA CRUZ. No es un fundamentalismo. ¡Nos atacarán!. El demonio cual Bestia rugiente está debajo de vosotros, y con todas mis palabras ¡ruge!, ¡sentidlo!, Sentid el rugido de la Bestia, que no soporta mis palabras, ¡¡que os ha engañado con la Justicia!!, que os invita a no coger esta Justicia, ¡¡sino a coger la Justicia del Puño!!, no la Justicia de la cruz. ¡Cristo nos invita a seguirlo!. ¡Nosotros somos Cristianos!, ¡otros Cristos!, nos da de su naturaleza. Por eso dice San Pablo: : Llevando siempre en nuestro cuerpo todos los días, la forma de morir de Cristo. ¿Cómo muere Cristo Crucificado?, quiere decir que constantemente San Pablo se encuentra atenazado, calumniado, ridiculizado. Por eso dice, llevamos este amor en un vaso de barro, insultados respondemos con bondad, calumniados por todo respondemos con amor, ¡abofeteados!; Una mujer cristiana que tiene este amor dentro, que lo ha recibido, como un don providencial e infinito, Dios la elige de entre toda la creación, dice San Pablo: : ¡Aquellos que desde siempre Dios ha conocido los ha llamado, los ha justificado, y los ha glorificado. ¡Aquellos que desde siempre Dios ha conocido!, quiere decir que tu eres preexistente en Dios...

Una mujer cualquiera de vosotras que haya recibido el Espíritu de Cristo y su naturaleza, se casa, está casada, con un hombre que no cree, todos los días está puesta en un combate. Todos los días debe mostrar la Luz de Cristo al marido que le dice una palabra de desprecio. ¡Esta mujer está puesta en una cruz!. Pone una mano aquí y otra aquí (hace kiko un gesto extendiendo los dos brazos n.d.r). Podría responder mal al marido, podría decir: ¡Es injusto como tu me hablas!, tu eres un soberbio... podría hacer justicia, aquella justicia que viene del mundo, sin embargo esta mujer ha sido llamada por Cristo para ser Sal, ¡LUZ!. Ha sido invitada a llevar los pecados del marido. Hoy la sociedad a esta mujer no le dejará que se crucifique por el marido, porque la sociedad esta dominada por el príncipe de este mundo, que es el demonio, y que tiene un solo enemigo: A Cristo, y Cristo Crucificado. ¡¡No nos permitirán amar así!!, dicen que aquella mujer, si su marido le estorba, o le hace algo, lo debe denunciar. ¡La Justicia!. ¡Nosotros proclamamos una Justicia Celeste!. ¡¡QUIEN NO LA QUIERA SE PUEDE IR A SU CASA!, a lo mejor de aquí os vais un tercio, ¡que no han entendido todavía lo que es el Cristianismo!, que todavía no han entendido bien lo que significa ser Cristiano. ¡Entonces, nosotros, los Cristianos, SOMOS MÁRTIRES TODOS LOS DÍAS!, por causa de tu nombre somos como ovejas llevadas al matadero. ¿Habéis visto a las ovejas cuando las llevan al matadero?, que no se resisten, y dice (San Pablo n.d.r): "Estamos nosotros en el mundo como condenados a muerte". Que espanto y que cosa más triste y miserable cuando un hombre está durante tres años en el corredor de la muerte, y al final lo cogen y se lo llevan para matarlo. Aquel hombre casi no se mantiene en pie. Es el último de la tierra, un condenado a muerte. Bien, San Pablo dice que esto es un honor para nosotros. ¡Somos condenados a muerte!, así que cuando nosotros morimos, el mundo recibe la Vida. Pero hermanos, ¡¡esto no es un Masoquismo!!, ¡¡no es una Religión Lúgubre!!. También dice San Pablo que existe más alegría en el dar que en el recibir, que es posible que por Cristo nosotros nos podemos donar completamente, como ha dicho Carmen. Aquella propiedad que tiene la Luz de reflejarse toda, no se queda nada para ella (Según el cuerpo sea blanco o negro como ha explicado Carmen n.d.r). El hecho de darse absolutamente , hasta la muerte, hasta el martirio. ¿¿Qué concepto tenemos nosotros de Iglesia??, ¡¿Qué Crisología?!... Una cosa se nos ha dicho a través de Pedro, un Pedro más fuerte que nunca, muy propio porque en su debilidad se manifiesta el poder de Dios. Al fin todos los periódicos de esta tierra, que son todos terribles...esta es una nación que está caminando hacia la Apostasía como tantas naciones de Europa...han reconocido por lo menos el coraje, la valentía, el sacrificio, de este hombre que no se mantiene en pie, y que con un sacrificio inaudito ha bajado por las escaleras del avión notando como si mil puñales lo estuvieran atravesando, ¡y lo ha hecho por amor a Canadá!. En Canadá está sucediendo de todo. Feminismo exacerbado, ecologismo absurdo, homosexualidad por todos lados, exclusión completa de la familia, las escuelas... aquí ha tenido lugar una revolución, la llamada revolución pacífica de los años 70, ¡en la que muchísima gente ha abandonado la Iglesia!, y la Iglesia misma, no sabiendo que hacer ante esta realidad en la que muchos han ido detrás de la gente del mundo diciendo: no volváis allí, tenemos razón, usad el preservativo...y han originado una gran confusión por todos lados. Sin embargo esto entra también dentro de la providencia divina, ¡porque Dios está llamando a su Iglesia a una NUEVA EVANGELIZACIÓN, en una forma nueva!. ¿Cómo?, Así, Así (Kiko señala el cráneo del Mártir Padre Brebéuf n.d.r). Esta urna donde está el cráneo de Brebéuf y detrás el icono de la Virgen que nos ha dicho: "HACED PEQUEÑAS COMUNIDADES COMO LA SAGRADA FAMILIA DE NAZARETH". ¡Es una síntesis!!. ¡Mirad que la Iglesia primitiva evangelizó a todo el imperio Romano, que eran unos bárbaros, con un paganismo, con comunidades pequeñas que formaban los primeros cristianos!, no tenían un culto público, ni templos, ni grandes Iglesias. Se reunían en las casas, y tenían todos una cosa grande: ¡¡CRISTO!!, ¿y como un puñado de comunidades, reunidas en las casas, han convertido a este Imperio?, ¿cómo es posible?, ¡hoy el mundo está lleno de sectas etc!. A través de una obra que Dios ha hecho. Es imposible que pequeños grupos de comunidades pudieran convertir al Imperio Romano, o pudieran convertir todo el mediterráneo. Dios ha hecho una obra para esto, ¿Cuál??. ¡¡Esta!!, esta, ¡esta obra!, esta (Kiko señala nuevamente la reliquia del Mártir n.d.r). ¿Qué nos dice esto?, cuando se enciende una Luz, no se enciende una Luz, como es el Camino Neocatecumenal, para ponerla debajo de la mesa o del armario. Se enciende una candela, una candela fuerte, porque hay tiniebla, y esta se pone en el candelabro. ¡Entonces la Iglesia primitiva estaba puesta en el candelabro!. ¿Cuál?, LA PERSECUCIÓN. Miles de calumnias, mentiras, mentiras que la Bestia, la Bestia que domina este mundo, decía contra los Cristianos que eran miserables. Los odiaban todos. Dice una carta del primer siglo: "Todos nos odian, pero ¿por qué nos odian todos, que mal hacemos?". Nos reunimos en una casa para escuchar la Palabra de Dios, no encontramos el domingo para celebrar la Eucaristía...¿A quien le hacemos algo malo, que nos odian todos?. Todos nos odian, pero quien nos conoce SE CONVIERTE, dice una carta del primer siglo. Este candelabro ha sido enorme, impresionante. La persecución, porque a través de la persecución, ¿qué quiere decir?...Que te ponen en una cruz, y allí se ve que no hay trampa, no hay falsedad, allí se ve si tu realmente has recibido Vida Eterna o no, porque quien no tiene Vida Eterna se escabulle, como un villano, no se deja crucificar, no quiere mostrar ninguna Luz, esta en el Camino buscándose a si mismo, no le importa ni nada ni nadie.

Por esto hermanos, yo os profetizo la persecución. Pero no nos echaremos atrás. No nos echaremos atrás. ¡Quien se quiera ir a casa que se vaya!. Nosotros sabemos que llegará el momento, calumnias horribles dirán de nosotros, de dinero, de sexo, inventarán de todo como hace la Bestia, que no sabe hacer otra cosa que decir mentiras. El Demonio mentiroso del principio. La felicidad está en el momento más crucial hermanos. La Fe es un combate, todos los días. También hoy. Mañana, de nuevo el combate. Cuando vosotros recibáis la vestidura blanca, y renovéis las promesas bautismales diréis: ¡renuncio a ti, Satanás!, porque todos los días eres puesto delante de esta seducción del demonio. Vosotros, jóvenes, con el sexo. Una chica de la Universidad, me decía un chico de una comunidad de Alemania...La chica le dice: Haz el amor conmigo, ¿pero porque no quieres hacer el amor conmigo?, ¿no te gusto?, y el chico le dice: No, estás muy bien, responde él, no lo hago porque soy cristiano. ¡Pero si todos somos cristianos!, dice ella. Pero no logra llevárselo a la cama. Y el chico se lo dice a sus padres, y la madre lo sorprende en la Universidad diciéndole que si no está buscando chicas en la universidad para fornicar. Esto es lo que significa ser tiniebla. Para al otro lado y crucificar a Cristo. O conmigo o contra mi. O estás conmigo crucificado por el mundo, siendo Sal y Luz, o estás en contra mía, crucificando a los Cristianos. Fornicando, fornicando. Las calumnias que dicen que el Papa debería apuntarse todos los muertos de África, porque no quiere el preservativo. ¡¡Falso!!!. Porque el Papa aunque haya dicho esto, no debe apuntarse ningún muerto...Vosotros, que habéis inventado los preservativos, os apuntáis todo los muertos, porque está demostrado científicamente que del 15 al 25% de los preservativos no son seguros, y dais los preservativos en las escuelas, dando los preservativos en la Universidad, e invitando a los jóvenes a hacer el amor, sabiendo que el 15% no son seguros. Si te toca un preservativo inseguro, tu coges el SIDA. La Iglesia ya dice no fornicar, porque la Biblia, la Revelación, prohíbe el sexo fuera del matrimonio, en ningún momento. Invita a la Castidad. No se puede practicar el sexo fuera del matrimonio, esto es una Revelación divina. ¿La quieres seguir?, ¡NO!, pues haz lo que quieras, tienes el camino libre, ¡vete a fornicar con quien quieras!. La Iglesia siempre ha predicado la Castidad. No a la castidad, porque necesito fornicar constantemente, puedes pensar. ¿¿quién ha dicho que fornicar es como comer??, ¿¿qué si no fornicas te vuelves tonto??, ¿¿quién lo dicho??, ¡¡¿qué imbécil ha dicho cosa semejante?!!, ¡¡Y tu le has creído!!. En algunos lugares a los ancianos en las residencias los llevan a fornicar, pobrecillos, ¿será posible?, ¡y lo consideran un estímulo en estos lugares!, sin respeto por la edad, haciendo fiestecitas y llevándolos a no se donde...¡Ruge!, ruge, demonio maldito, esta allí, debajo de vosotros, no sentís como ruge, grrrr, grrrr, ¡muere!, Bestia infernal, ¡muere!, ¡Cristo te ha aplastado!, Cristo te ha quitado el poder!, ¡Cristo te ha vencido!, ¡Jesucristo te ha vencido!. Cristo ha vencido al demonio y nos ha liberado de su poder. Nos ha liberado de sus engaños, de sus seducciones, de sus mentiras que son todas del mundo. ¡¡Todas!!, en la Universidad, en las escuelas, es la televisión, ¡¡por todos lados!!.

Solamente para nosotros, hermanos, el problema es uno solo: aquellos que no quieren seguir. Dios te invitó al principio, "muchos son llamados, y pocos los elegidos". Te llamó, pero, después te gustó más el mundo. Te gusta más hacer el amor con la chica, te gusta más obedecerte a ti mismo, ¡lo que a ti mas te va!, te gusta ser dios de ti mismo. No obedecer más a nadie. Pues sigue...te transformarás en tiniebla. ¡Vete!, déjanos en paz, que en vez de ser 50 en una comunidad seremos 30, que en vez de ser 30 somos 12. ¡¡Doce cristianos!!. No por la propia virtud, porque el cristianismo no es un moralismo. Nosotros no predicamos a nosotros mismos, no es ningún moralismo. La Fe, sin la cual no hay salvación, es una virtud sobrenautral, recibida del Padre, ¡gratis!, que te da la vida inmortal, la Vida de Cristo. Dice San Juan que quién ha nacido de Cristo no puede pecar, porque su germen interno lo protege, quien ha conocido a Cristo. Podemos crucificarlo de nuevo, porque siempre podemos hacer pecados veniales, caducos, tener debilidades. El demonio está allí constantemente, constantemente.

Estamos en una comunidad neocatecumenal... un chiste os cuento. Estamos en una comunidad neocatecumenal, una comunidad neocatecumenal que ha acabado el Camino hace 18 años, que lo ha acabado en la parroquia de los Mártires Canadienses, y que están dando un verdadero testimonio en un lugar, no digo que comunidad, en un lugar hostil. Y se le presentan los demonios al Demonio. El Demonio le pregunta al primero: ¿De donde vienes?, ¡vengo del Afganistán!, ¿y que has hecho?, he provocado la guerra en Afganistán y he hecho que se mataran , muriendo 5000 adultos y 3000 niños. ¿Y cuanto tiempo has tardado?, 7 años, ¿pero como, tanto tiempo?, castigadlo...Llega otro demonio: Tu de donde vienes, ¡vengo de España!, ¿qué has hecho?, ¡he hecho caer a un catequista del Camino Neocatecumenal!, ¿cuánto tiempo has tardado?, ¡7 años!, anda, ¡ven aquí!, sentadlo en mi trono. ¡¡Ha hecho caer a un cristiano!!. Habéis entendido, ¡¡ha hecho caer a un cristiano!!, esto le puede suceder a un monje, a un presbítero. Entonces, el Demonio contentísimo, no le importa lo de las guerras, porque ha hecho que un hombre que era Luz pasara a ser un escándalo y una ruina para la Iglesia. Ven aquí, sentadlo en mi trono. Esta es la batalla que vosotros os encontraréis. La batalla que os espera. Bien, hermanos, ahora cantamos el canto "El mismo Dios", si queréis lo hacemos en pie. ¡Ánimo, poneos en pie, ánimo!. Cantemos esto.

CANTO "EL MISMO DIOS"

KIKO-

...quedaos un momento en pie, así reposáis un poco. Ahora os leo este trozo que debo leer primero, donde San Juan repite esto que estaba diciendo. Ánimo hermanos, yo estoy contento, también estoy sudando aquí, pero no importa, porque veo claramente porque Dios nos ha suscitado en la Iglesia. Cuantos milagros: familias abiertas a la vida, cuantas vocaciones, cuantas familias en misión. Hemos visitado las que están en Asia, las que están en Japón desde hace ya doce años. Tenemos hermanos en Escandinávia, con tantos problemas...jóvenes que están combatiendo, combatiendo en la Universidad, verdaderamente, que nos impresionan, no menciono a los padres, digo de ellos los sufrimientos que soportan, de profesores de filosofía y de las mentiras que llegan a decir. ¡¡Mentiras!!, ¡¡Como es posible vivir en una sociedad que es hostil al Cristianismo!!. Esto lo conocen bien los hebreos. Durante siglos perseguidos. Y ellos son nuestros hermanos mayores, son ellos los que están por encima de nosotros, son ellos el verdadero olivo. ¡Por esto son también ellos calumniados!. Y Cristo les ha puesto un velo, para que podamos entrar primero nosotros, para nuestra conversión. Su rendición es nuestra salvación, dice San Pablo, si su ceguedad frente a Cristo es nuestra salvación, que no será el día que Dios haga en verdad una segunda resurreción de los muertos. Por eso nos sentimos hermanos, no somos un olivo separado. El verdadero olivo es Israel. Nosotros hemos sido injertados, éramos olivastro, dice San Pablo, y hemos sido injertados en el verdadero olivo, gracias a Cristo. Hebreo él, hebrea la Virgen, hebreos todos los apóstoles, y todas las primeras comunidades cristianas que eran hebreas. Y los apóstoles itinerantes iban solamente a las sinagogas, como se sabe en Roma. Y allí anunciaban el Kerygma. Se fundaba, en el interior de la Sinagoga, pequeñas comunidades cristianas, que después han provocado conflictos dentro de las sinagogas. Se sabe que fueron expulsados de Roma por causa de Cristo, dice la historia. Entonces, nuestras raíces son hebreas. ¡Es verdad!.

Entonces, no tengamos miedo, si Cristo nos prepara para que sea posible mostrar la Luz que hay en nosotros. No tengamos miedo, llevemos esta luz todos los días. Todos los días también yo soy cristiano, y debo aceptar a Carmen así, como es, sin cambiarla. También ella a veces me hace morir. Y pongo una mano aquí, y la otra aquí, extendiéndolas. Y no digo otros, si no fuera cierto vendrían aquí para llamarme hipócrita. Más así todos vosotros. También con Mario, no porque Carmen sea mala. Porque el otro es siempre de una u otra forma, , te provoca, y juzga lo que hacemos. Vosotros sabéis lo que ha dicho Cristo a los Cristianos. Los Cristianos, no vosotros, los cristianos, ¡¡no condenan a nadie!!, porque Cristo les ha dicho: "¡No condenéis!". ¡¡No juzgan a nadie!, porque Cristo les ha dicho: "¡No juzguéis a nadie!". Porque la Luz, Cristo Crucificado, no condena a nadie, no juzga a nadie, no murmura contra ninguno. El se hace pecado por ti y es la Luz. Esta es la Luz. Cristo y Cristo Crucificado. Mirad hermanos que hemos sido invitados a formar parte del cuerpo de Cristo, vivo y resucitado, ¡que trae este amor nuevo!. Te llevarán a hacer la guerra, no podrán, tu no tienes armas, no te llevarán a condenar a nadie. Tu no condenarás a nadie. ¡¡Eres un Cristiano!!. No condenéis, no juzguéis, no condenéis a nadie. Sed misericordiosos, perdonaos, perdonad y se os perdonará; Esto es el sermón de la montaña, y es el diseño, el vestido, como decía Carmen, la túnica del hombre celeste. ¿Qué lejos estamos todos de esto, verdad?, cuantas murmuraciones en esta peregrinación. Cuantos juicios, cuantas condenas, todavía falta en nosotros el Espíritu de Cristo. Dices: "¡yo no lo tengo, yo no lo tengo, absolutamente!". Pero, ¿por qué estás aquí con nosotros?, ¡Va!, mira que el mundo te viene a buscar para decirte que no vale la pena, "¡no, no, no , no, yo quiero tenerlo!, ¡que debo hacer para tener el Espíritu de Cristo?", ¡Obedecer!. "¿Qué debo hacer para tener el Espíritu de Cristo?". Primero: No condenar a nadie, ir a la comunidad y no juzgar a ninguno. "¿Puedo no juzgar?, mira que en el trabajo es algo insoportable, figúrate... mi hijo que se ha ido, mi hija que se drogaba, mi mujer...¿pero que estás diciendo?". Entonces, hemos acabado la conversación. ¿Quieres ser Cristiano o no?, ¡entonces!.

Esta es la lectura que había preparado, aunque os haya hecho la catequesis primero no importa. Escuchad que fantástica. Dice:

De la Primera Carta de San Juan.

KIKO-

Dios es amor, este amor. ¡Atención!, no un amor así burgués, estúpido...el amor a la mamá, el amor a la naturaleza, el amor a los amigos, el amor de los amigos del golf, los amiguitos, las amiguitas. Cuando San Juan habla y dice que Dios es LUZ, y que en él está el amor, está refiriéndose a esta Luz, porque él, escuchad lo que dice: "Dios nos ha amado primero". ¿Cuándo nos ha amado?, ¡cuando éramos enemigos suyos!. ¿Pero a quién le importa Dios?, ¿quién ha visto a Dios?. Y cada uno sigue su camino. Ser felices a toda costa... Cuando éramos sus enemigos, él nos ha mostrado en Cristo Crucificado la Luz, que es él mismo, que ha venido a nosotros, y nosotros no lo habíamos querido reconocer. No nos importa nada de él, más bien: despreciado, deshecho de los hombres, varón de dolores, daba asco y al mirarle se cubrían para no verlo, flagelado, torturado y crucificado. Pero él, como una oveja, como un cordero, un corderito que originaba un nuevo sentido de Justicia, ofreciendo estos sufrimientos que le estaban infligiendo, que le estaban torturando, por ellos (nosotros n.d.r), al Padre, como expiación por sus pecados. Hemos escuchado de San Juan: "será hecho expiación" porque la justicia humana, que es algo natural y bueno, (todo aquello que es natural y bueno), te dice que frente a alguien que te hace algo malo, debes corregirlo, esto no es algo malo, esto viene de Dios. Por esto mismo Cristo ha debido subir los castigos propios de tu maldad, de mis maldades. ¡Cuantas veces el demonio me ha invitado a pecar!, y ¿sabéis que he hecho?: He traicionado muchas veces a Cristo, he pecado, lo digo por mi vergüenza, ¡y no se si me salvaré!. Hoy, con vosotros, me quiero convertir, y quiero decir como tantos Santos: "Antes morir que pecar". "Señor, quiero ser Luz contigo, Luz. Llevaré la cruz de cada día, subiré a la cruz, no me bajaré de ella. Mostraré sobre la cruz de mi historia un culto nuevo, un culto espiritual, una nueva liturgia, una liturgia de santidad, que no se realiza en los templos de piedra, sino que se realiza en el templo de la carne, y sobre el cuerpo de Cristo, ¡sobre la historia!. El Señor nos llama a este desafío, a asumirlo, a no tener miedo de todas las bestias que hayan aquí en Canadá, o de todas las persecuciones que hemos tenido ya aquí, las mentiras que han dicho sobre nosotros al Pontificio consejo para los laicos. Porque sabemos que si nos persiguen, se convierten, ¡los vencemos porque ofrecemos los sufrimientos de sus calumnias por su conversión!, ¡y venceremos!, ¡venceremos!... ¿qué significa que venceremos?, no que tengamos razón, sino que les salvaremos del infierno, porque nosotros creemos en el infierno como creía el padre Brebéuf, como creían los Jesuitas, que necesitaban salvar a los hombres y sus almas del infierno, daban la vida por estos "pieles rojas". Hoy necesitamos esto de nuevo, también los Jesuitas que hay que ayudarles para que recuperen nuevamente es te espíritu de martirio, también los Franciscanos, también los Dominicos, ¡La Iglesia debe levantarse!. Despierta, tu que duermes, ¡y te iluminará Cristo!. Ahora proclamaremos el Evangelio. Cantemos el Aleluya.

Ensayo del canto: "Despierta tu que duermes"

Aleluya

Proclamación del Evangelio. (Resurreción de Lázaro)

Homilía de Monseñor Stafford, presidente del Pontificio consejo para los Laicos.


LLAMADA VOCACIONAL

KIKO-

Entonces, hermanos, entramos en la última parte de este encuentro. Demos gracias a San Pedro que nos ha enviado un poco de nubes, y preparémonos a la llamada vocacional haciendo un oración todos en pie. ¡Oremos!. Ahora, hermanos, a todo aquellos que estáis a la derecha, aquellos lejísimos, aquellos de lejos, lejos, aquellos que apenas se ve de entre los árboles, ¡atención!, sino no lograremos entender que significa esta imagen, ¡la Virgen y los Mártires!. Nosotros sentimos, después que el Papa haya aprobado los Estatutos, la Santa Sede, del Camino Neocatecumenal, la Iglesia, atención, ha aprobado que la educación permanente de la fe, es decir, que la vida cristiana, acabado el neocatecumenado, sea vivida en pequeñas comunidades cristianas, que son ¡el cuerpo de Cristo resucitado!. 50 hermanos, 40, 60, y estamos pensando en hacerlas algo más grandes. Cristo los hace sentar en grupos de 50. En estas comunidades, no existen clases sociales, ¡no hay más pobres!. Hay de todo, ancianos, llevamos con nosotros a los enfermos, a los esquizofrénicos, no mandamos a los ancianos a las residencias. Son Signo de la Iglesia escatológica, de la Ciudad Celeste. Es la realización de las palabras de Pedro en Toronto: "Sed constructores de la Ciudad celeste, en medio de las ciudades del hombre". (aplausos n.d.r). Estas comunidades hermanos...ayer me llamaron de Pekín. ¡Ha nacido ya la primera comunidad en Pekín!, en la Iglesia subterránea, ¡se reúnen en las casas!, y me decían que todos tienen un entusiasmo enorme, todos los jóvenes, ¡y tenemos peticiones de catequesis por todos lados!, un equipo que se está jugando la vida, que si los descubren los meten en la cárcel (aplausos n.d.r). Carmen me dice que no puedo hablar de esto, ¡entonces!, digo esto...porque Dios ha llamado a muchos jóvenes a levantarse, a despertarse del sueño, ¿a despertarse?, ¿para que?, porque si hacemos miles de pequeñas comunidades, ¡necesitamos de miles de sacerdotes!, porque no existe la comunidad sin la cabeza. No habrá comunidad sin presbítero, como no hay cuerpo sin cabeza. Todos los presbíteros con una comunidad, ¡su cuerpo!, ¡unidos!, luchando contra la Bestia, ¡el mundo!, ¡Siendo la Luz del mundo!, ¡mostrando la Luz!, ¡Cristo es la Luz del mundo!, ¡es Cristo la Luz de las gentes!, ¡Él viviendo en nosotros!, "Amaos", dice Cristo, "en este amor como yo os he amado". Miradlo, ¡Cristo crucificado!, ¡amaos así los unos a los otros, y el mundo se convertirá!. Nosotros no necesitamos de masas, de muchas comunidades, de muchas parroquias, de mucha gente que viene, ¡¡pero que no se convierten nunca!!, . Primero mostraremos la Luz, y después si que vendrán a miles y diremos: ¡un momento!, ¡despacio!, despacio, despacio, bien, Carmen dice: "¡Basta!". Entonces hermanos, ¡ánimo!, ¡os he hecho la monición antes de levantaros!. Por eso estamos convencidos de que Dios va a llamar a muchos de vosotros a levantaros, a muchas hermanas!. ¡¡Mirad que los Estatutos no habrían sido aprobados sino hubiese sido por las 4000 hermanas, que están en monasterios de clausura, y que son del Camino Neocatecumenal, que han rezado y que lo han ofrecido todo por nosotros!!. Nosotros sabemos que la unión a Cristo, unido a Cristo yo encuentro en el universo, a todos los hombres de la tierra. Uno va al desierto, porque el mundo te ha destruido, te ha destruido por dentro. Eres un montón de espejos rotos por dentro. Necesitas encontrarte a ti mismo. Vas al desierto, a la soledad total del desierto, y le gritas al Señor, solo con Cristo, solo a solo, lo encuentras todo, se recompone tu interior, se une todo dentro de ti, ¡en él encuentras toda la humanidad!, ¡todos!, ¡esta es la contemplación del monasterio!. Aquellas hermanas o aquellos monjes están unidos a todos nosotros, nos aman, ¡más que nunca nos han amado!. Los que están en el mundo distraídos, ¡no aman a nadie!. Pero aquí está en el desierto, unido a Cristo, está unido a la humanidad, a todos los problemas de la tierra. ¡En Cristo todo!, "se puede todo", dice San Pablo: "en aquel que me da fuerza". ¡¡Todo!!, por eso yo estoy muy contento de deciros: "Felicidades, felicidades, porque Cristo os ama". Que alegría que Cristo os haya amado, ¡¡que gran alegría!!, ¿pero porque a nosotros?, ¡que gran amor, que nos ha llamado!. Bien, ¡hermanos!, entonces, ¡oremos todos!. Quien no sepa rezar, todos decimos dentro: "Señor, llama a muchos jóvenes", porque Cristo nos ha dicho: "la mies es grande, y los obreros son pocos. Rogad hermanos al dueño de la mies, que envíe obreros a su mies". Cristo nos ha dicho que oremos al Padre. Entonces, obedeciendo a Cristo, ¡rezaremos!. Ahora, todos haremos un minuto de silencio y rezaremos, diciendo cada uno de nosotros: "Padre, envía obreros, haz que muchos jóvenes no se resistan a tu gracia. No se resistan". Rezaremos por estos jóvenes, para que no se resistan, y que Dios llame a muchos chicos y chicas. Ahora, hacemos un momento de silencio, todos. ¡Oremos!.
Te damos gracias, Señor, por tu bondad y misericordia, ¡tu que nos has traído aquí!. Te damos gracias por esta llamada vocacional. Llama a muchos jóvenes, y ales la gracia de no resistirse a tu voluntad, de abandonarse a ti, de servirte con fidelidad, chicos y chicas. Que con ellos podamos construir comunidades cristianas, que sean la luz del mundo y la sal de la tierra. Te lo pedimos, ¡Señor!. ¡Escúchanos, oh Señor!.

Sentaos. Ahora, haremos como siempre: primero de todo sentaos, un minuto, os levantáis, y si alguno siente que Dios lo llama se pone en pie, les damos un aplauso y venís aquí, para recibir una bendición especial, una imposición de las manos, una oración del Cardenal Stafford de la Santa Sede de la Iglesia, en nombre del Papa, que os ayude en el combate y que un día os llevará para ser verdaderamente sacerdotes del eterno, ministros del sacerdocio de Cristo. Pero yo querría primero que el Padre Mario nos diera una palabra, ¡el es sacerdote!, ¡ven aquí!, ¡ven aquí Mario!, ¡un minuto!, ¡somos un equipo!. Ha hablado Carmen, he hablado yo, ¡di también tu una palabra!, rápido, rápido, porque se llama Mario Pezzi, porque siempre acaba hecho pedazos por culpa mía y de Carmen. (Pezzi en italiano significa "trozos" n.d.r).

 

 

PADRE MARIO-

¿Qué queréis que os diga?, ¡me parece que ya se ha dicho todo!, mucho más, así que no se que decir. Yo había preparado algunas cosas para deciros, pero ya lo han dicho todo. Entonces, quizás alguno que todavía no haya escuchado puede escuchar por lo menos una palabra para ya finalizar. Primero, yo querría bendecir y dar gracias al Señor por el reconocimiento del Camino Neocatecumenal. Estoy contento porque ha venido aquí con nosotros el Cardenal Stafford, presidiendo el encuentro ( Mons.Stafford preside el Pontificio pro-laici encargado de la aprobación de los Estatutos n.d.r), y me gustaría preguntaros a vosotros jóvenes...han venido aquí dos sobrinos míos que no he podido saludar, aunque podrían ser los abuelos de algunos de vosotros; Entonces, os invito a no despreciar este gran regalo que el Señor os ha hecho: nacer en una familia cristiana, en un camino que poco a poco os lleva a encontrar esta naturaleza divina en vuestro corazón. Sabed que en la juventud podemos distinguir tres grandes periodos: primero la infancia, que es la más importante, donde vuestros Padres os transmiten la fe con su testimonio, viendo como viven, como rezan. Después viene una edad, de los 14 a los 17, que yo digo en mi país que es la edad de la estupidez, es una edad un poco estúpida. Entonces, yo invito a los presbíteros, catequistas, a los responsables a tener mucha paciencia, porque no se le puede exigir a un chico de 15 años que se comporte como uno de 25. Y después viene la tercera época, aquella que va de los 18 a los 22-23 años, donde se pasa a ser adulto, donde cada uno de vosotros debe hacer propia, personal, la fe recibida de los Padres. Encontramos las bodas, los trabajos etc...y es aquí cuando comienzan las crisis. ¡También si dejáis la comunidad, recordad, como el hijo pródigo, que la casa del Padre esta siempre dispuesta a acogeros de nuevo, podéis siempre volver!. ¡esto es lo primero que quería decir!. Me ha impresionado mucho, como ha dicho primero Carmen, el mensaje del Papa. Yo sentía que él quería dejar como un testamento, ¡su corazón!. Nos ha puesto frente a la época en la que vivimos: el gran jubileo, la salvación, la santidad de Dios, las dos torres que se derrumbaban (la torres gemelas de Nueva York n.d.r), y os ha preguntado a vosotros el mundo que queríais edificar. Y él ha dicho: "el engaño más grande, la mayor fuente de infelicidad, es la ilusión de vivir la vida pensando que no necesitamos de Dios". ¡Claro que esto comporta un combate!. Me gusta mucho el texto de San Ambrosio, que hablando del martirio dice: "Muchas son las formas del martirio", esto ya lo ha dicho Kiko, "Si estás tentado por el espíritu de fornicación, pero por amor a Cristo conservas la castidad, eres ya un mártir de Cristo. Si eres tentado por el espíritu de soberbia, pero amas más la humildad que el espíritu de la arrogancia, eres un testimonio de Cristo". No os escandalicéis por vuestras caídas, sobretodo si sois jóvenes. El demonio os quieres seducir, ¡os tienta!, ¡¡acudid a los sacramentos!!, ¡¡id a la Palabra, a la Eucaristía!!. No creáis al demonio que dice: "tanto que vas y mira, no e sirve para nada". ¡Existe la confesión!. El Papa ha dicho, me acuerdo, una frase bellísima, que me ha impactado: "Nosotros no somos la suma de nuestras debilidades y de nuestros fallos, al contrario, somos la suma del amor del Padre hacia nosotros y de nuestra capacidad de llegar a ser la imagen del hijo de Dios". Voy acabando. ¡Acabo!. ¡También recuerdo lo que ha pasado en China!, hemos estado en China, , y nos ha impresionado la fe viva de estos cristianos, que son perseguidos, ¡la alegría de sus ojos en la persecución!. Y nos ha impresionado la destrucción de mil millones y medio de personas, en aquel comunismo, que ha destruido la religiosidad y se encuentran sin nada, vacíos, con una gran corrupción. Hoy el problema principal de Europa es el desempleo, no existe trabajo para todos, ¡no hay trabajo para los jóvenes!. Un día me encontré a un joven en París y le pregunté: "¿Tu que haces?", has estudiado biología, filosofía, y ¿qué haces?", "no encuentro trabajo". Pero, hermano, hay un campo de trabajo donde el patrón paga muy bien, todos podéis venir a trabajar a la viña del Señor. Las palabras del Papa. Mi función como presbítero es hacer presente al Papa. ¡Jóvenes que me escucháis!, responded al Señor con un corazón fuerte y generoso, el cuenta con vosotros, no lo olvidéis. Cristo necesita de vosotros para realizar su proyecto de salvación hoy. ¿Señor, mira con amor y escucha a estos corazones jóvenes, que están dispuestos a arriesgar su futuro por ti!. Devuélveles a estos hombres y mujeres tus bendiciones. ¡Arriesgar el futuro!, ¡arriesgar el futuro!. A mi el Señor me hizo arriesgar cuando tenía 16 años. ¡Hoy estoy contentísimo!. ¡El Papa ha hablado de la felicidad!. ¿Queréis la felicidad? , ¡arriegad por el Señor!. No queremos a todos presbíteros, también casados, ¡¡en la vocación en la que Dios os llama!!

CARMEN-

¡Yo quería deciros que no os levantéis todos!. Recuerdo que solamente hay un Sacerdote, ¡que es Jesucristo!. Los otros son presbíteros que son servidores, "camareros". En una mesa, donde se está comiendo, se está medio sentado y medio sirviendo. Los presbíteros son servidores del Sacerdocio de Jesucristo, porque lavan los pies, porque sirven el pan. No se realizan a si mismos con un dominio, con un poder. Entonces el Papa y estos cardenales son extraordinarios. También Pedro es el servidor de los servidores. Entonces se piensa que la solución de los Seminarios vacíos, de los curas pederastas, homosexuales, etc...es que los presbíteros se casen. Vosotros, ¡sabed que muchos tampoco se quieren casar!, los jóvenes no se quieren casar, ¡porque el matrimonio es mucho más difícil que ser presbítero casto, claro!, y los esposos se derrumban y se divorcian. ¡En Hebreo la palabra "esposo" es la misma palabra que "santificación"!. Si queréis ser santos, ¡Casaos!. Porque sabed que, para que la corriente eléctrica se pueda transmitir, se necesitan dos polos, el positivo y el negativo, y si estos no están, la cosa no funciona, ¡y no llega la Luz a la casa!!. Por eso este contraste entre el hombre y la mujer es fantástico y maravilloso, porque da la Vida. Mientras que todos aquellos que quieren ser mujeres, y las mujeres que quieren ser hombres, es el desastre de hoy de los gays, y se piensan que la solución está en que se acepte que sea gay, sin embargo el problema no se resuelve. Si tenéis problemas, no miréis la televisión, ni a los psicólogos, ni a nada. Uno se puede curar verdaderamente de cualquier problema, enfermedad, que en España se dice: nacido mal, son miles y miles los que tienen tantos problemas verdaderamente, problemas humanos que se pueden resolver todos. Nosotros hemos visto curarse a tantos y tantos que tenían problemas, o con la madre, o con el padre, o con los jovencitos o con las jovencitas. ¡Curados!, aquellos que tenían estos problemas y que no han venido aquí hasta que no se habían curado primero en la comunidad.


KIKO-

¡ÁNIMO!, entonces, tenemos poco tiempo, porque nos han dicho que debemos concluir a las seis, porque aquí no hay luz eléctrica. La policía, entonces finalizaremos a las seis y media, seis y cuarto. Entonces, todos de pie un momento, ¡que debemos hacer la llamada!. ¡No os mováis por favor!, ¡un momento!, ¡después os movéis!, entonces, ¡quietos!, un momento; Es un momento importante, porque aquí cambia la vida de muchos hermanos. Entonces, quietos un instante, ¡un momento!, estaos quietos un momento. Esperamos que puedan pasar los que se levanten, ¡quietos!, ¡quietos!, ¡todos quietos!, aquel del agua, un momento, un momento, deSpués dais el agua. Quietos un momento. Entonces, es importante , porque uno de estos jóvenes tiene un combate dentro. El demonio te dice: "¿pero donde quieres ir tu?...¡tu no te levantes!". El Espíritu Santo: aquellos que sientan que Dios los está invitando, que Dios los está llamando a un centro internacional (Redemptoris Mater n.d.r), a ofrecer su vida completamente, como presbítero, o como itinerante, o como misionero, ...que se ponga en pie. ¡Aquellos, quietos!. Entonces, si alguno siente, cualquier joven, chico, primero los chicos y después hacemos las chicas, si algún chico siente que Dios lo llama, ¡se ponga en pie!. ¡Si algún joven siente el donar su vida entera a Cristo, que venga aquí!. ¡Dadles todos un aplauso!, un aplauso, adelante, batid palmas, ¡centenares de jóvenes!, debemos dar gracias al Señor, ¡que llama a los jóvenes!, rápido, rápido, pasad rápido, más de prisa jóvenes, ¡más de prisa!, sino estamos aquí toda la tarde. En pie, todos en pie. Adelante, dejadles pasar, adelante, ¡adelante!, rápido, por el camino central, ¡hay tantos como esperábamos!. Dejad pasar también en aquella parte, ¡rápido!, ¡un río de jóvenes!, ¡un aplauso!, ¡poneos aquí!. Entonces, ¡todos estos jóvenes, que se pongan de rodillas!. Ahora, los que estáis de rodillas pasáis delante de un Obispo, ¡que os impondrá las manos en la cabeza!. ¡Hay escaleras para volver a derecha e izquierda!, dos escaleras. Atención, hará el presidente una oración por ellos. ¡Oremos!.

CARDENAL MONS. STAFFORD.-

¡Que Dios os bendiga!. Oremos, ¡para que estos jóvenes den muchos frutos de santidad y de amor!. Háblanos hoy, aquí, frente al espectáculo de estos jóvenes, que como la Virgen Maria, madre de tu hijo, han dicho: "Hágase en mi según tu palabra". ¡Ayúdalos!. Te suplico que envíes sobre ellos tu Espíritu, con sus santos dones de sabiduría, fortaleza, inteligencia, piedad, consejo, ciencia, temor de Dios, para que les ayude en la lucha contra el mundo, contra la carne y contra el demonio, que, con sus mentiras y engaños, hará lo posible para sacarles de su corazón tu llamada. ¡Ayúdalos!, ¡son todos débiles!. Nosotros sabemos que tu eres fiel, y que estarás con ellos en el combate. Dales esta perseverancia, para que no se desanimen, y puedan llegar al cumplimiento de tu voluntad. Te lo pedimos por tu hijo Jesucristo, y por intercesión de la Santa Virgen Maria, madre del Redentor, a ti que vives por los siglos de los siglos. ¡Amén!

KIKO-

Son alrededor de 3000 chicos. Ahora hacemos el canto: "Vosotros sois la luz del mundo"

Canto: "Vosotros sois la luz del mundo"

KIKO-

Entonces, ahora, las chicas, la llamada de las chicas. Entonces, hermanos, habéis visto que hemos tardado demasiado. La policía nos dice que no podemos estar más aquí, porque tenéis que coger el autobús, y San Pedro nos había prometido que llovería. ¡Ya la está mandando!. Entonces, quietos todos, un momento, damos un espacio también a las chicas, ¡para que Cristo las llame!. Cantaremos "Eres hermoso". Es una alegría inmensa que Cristo te llame para ser su esposa. ¡Con él salvarás el mundo!. ¡Nosotros estamos unidos a todas las hermanas que están en los monasterios de clausura!. ¡Están con nosotros rezando!. Saben que estamos en China, saben que estamos en Paraguay, saben que estamos aquí, en Toronto, y están rezando por este encuentro. Unidas a Cristo, estando unidas a todos nosotros, de una forma profundísima, ¡en el amor de Cristo!. bien, ¡hermanas!, ahora, si una hermana cree que Cristo la está llamando para ofrecerle su vida a él, en esta forma de vida consagrada, ¡que se ponga en pie!. Cuaquier chica. Aquí están, ¡demos un aplauso a estas hermanas!, ¡un aplauso!, ¡venid aquí!, ¡rápido!, ¡¡adelante!!. Sentaos aquí, que no os ven, sentaos aquí para que os vean. ¡Sentaos!.

CARDENAL MONS.STAFFORD-

Bendito seas tu, Padre nuestro, Dios omnipotente y enterno, que en tu infinito amor siempre renuevas a tu Iglesia con nuevos frutos de santidad, de gracia y de amor. Míranos hoy aquí, frente al espectáculo de estas jóvenes, que como la Santísima Virgen María, madre de tu Hijo han dicho: "Hágase en mi según tu palabra". Te suplico que envíes sobre ellas tu Espíritu Santo, con sus santos dones de sabiduría, fortaleza, inteligencia, piedad, consejo, ciencia, temor de Dios, para que les ayude en la lucha contra el mundo, contra la carne y contra el demonio, que, con sus mentiras y engaños, hará lo posible para sacarles de su corazón tu llamada. ¡Ayúdalos!, ¡son todos débiles!. Nosotros sabemos que tu eres fiel, y que estarás con ellos en el combate. Dales esta perseverancia, para que no se desanimen, y puedan llegar al cumplimiento de tu voluntad. Te lo pedimos por tu hijo Jesucristo, y por intercesión de la Santa Virgen Maria, madre del Redentor, a ti que vives por los siglos de los siglos. ¡Amén!

KIKO-

Ánimo, ahora, los Obispos os pondrán su mano sobre la cabeza, y saldréis por la escalera de la izquierda. Cantemos este estribillo en varias lenguas, ¡así nos llevamos un canto de este encuentro!. Dice: "Despierta, despierta, levántate...", lo cantamos un poco más alto.

canto: "Vosotros sois la luz del mundo"

Bendición

CARDENAL MONS. STAFFORD-

Todos los presbíteros, por favor, bendigamos a toda la gente presente. Gracias a los chicos y chicas por esta inmensa generosidad en la respuesta al Espíritu Santo.

Que os bendiga Dios omnipotente, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Podéis ir en paz. Demos gracias a Dios.

KIKO-

¡¡Jóvenes: ánimo!!

canto final: "Yo vengo a reunir a todas las naciones"