QUÉ FESTEJAMOS?
La fiesta de Pesaj conmemora la liberación de los judíos de Egipto y del estado de esclavitud al que allí eran sometidos. Es considerada la primera redención. Por caminos maravillosos Dios liberó a su pueblo, llevándolo de la opresión a la liberación, de la oscuridad a la luz, de la esclavitud a la libertad.

LA HISTORIA DE PESAJ
Los acontecimientos que llevaron al pueblo judío (entonces llamado "Hijos de Israel") a estas circunstancias están narrados en el segundo libro de la Torá, Éxodo (Shmot). En efecto, los primeros capítulos de este libro describen la dura realidad de los hijos deIsrael, esclavizados en Egipto. El nuevo faraón nada sabía de José (Iosef), aquel soñador hijo de Iaacov, que había salvado a Egipto del hambre. José interpretó los sueños del Faraón que ningún mago había podido descifrar: Las siete vacas flacas que se comían a las siete vacas gordas, las siete espigas flacas que se comían a las siete espigas saludables. "Es un solo sueño -dijo José-. Habrá en Egipto siete años de bonanza y abundancia, a los cuales seguirán siete años de sequía y pobreza. Lo que Dios prepara para Egipto se lo ha querido avisar al Faraón". Aquel faraón egipcio entendió el mensaje y nombró a José su consejero. Nadie movía un dedo en Egipto sin el consentimiento de José, quien mandó a construir graneros donde se depositaban cereales en los años de abundancia para los otros años de hambre que vendrían. Egipto se preparaba. José mandó a traer a sus padres y hermanos, con los cuales se reencontró después de dramáticas circunstancias. El Faraón los recibió con "bombos y platillos". Les asignó una zona (Gosen) para que vivieran allí, pero pasaron los años, José murió, el rey de Egipto también murió y la familia de José, que "eran setenta almas" se multiplicó. Ahora eran cientos de miles y para el nuevo faraón entrañaban un peligro concreto. Así comienza el libro de Éxodo, cuando el Faraón decide esclavizar a los "Hijos de Israel" y da la orden a las parteras judías de matar a los hijos varones que nacieran. Las niñas podrían vivir (Éxodo I-14). Siguiendo con el relato bíblico, la Torá narra el nacimiento de Moisés (Moshé) y su lucha por liberar a los hijos de Israel de aquella terrible esclavitud por mandato divino. Dios le avisa a Moisés que sólo después de la última de las diez plagas que azotarían a Egipto, la muerte de los primogénitos egipcios, el Faraón accedería a liberar a los "Hijos de Israel". En esta gesta acompañará a Moisés su hermano Aarón, quien será el que hable con el Faraón. Todo esto está relatado en Éxodo cap. VII, VIII, IX, X, XI. Estos relatos sirvieron como base a la película "Los Diez Mandamientos" de Cecil B. De Mille, que aún se puede ver en cine o video.

EL SACRIFICIO PASCUAL
Los Hijos de Israel debían realizar un sacrificio del cordero pascual (Korbán ha pesaj) esa noche, la del 14 de Nisán, mes de la primavera. Cada familia debía sacrificar y comer un cordero. La manera de hacerlo está explicada en Éxodo XII ("... asada, no dejarás que sobre..."). Así pues está relatada la salida de Egipto. El símbolo central de esta fiesta es la Matzá, pan ácimo o sin levadura, ya que salieron de Egipto apurados y no tuvieron tiempo de esperar que el pan levara. Así, después de 430 años de esclavitud, salieron los Hijos de Israel de Egipto, conducidos por Moisés hacia la tierra prometida.

PESAJ PARA TODAS LAS GENERACIONES
Éxodo XII-17: "... guardareis la fiestas de los Ázimos (matzot) porque en este día saqué yo a vuestras huestes de la tierra de Egipto y observareis este día en todas vuestras generaciones por ley perpetua". Éxodo XII-18: "... en el mes primero (nisán) desde el decimocuarto día del mes por la tarde, hasta el vigésimo primero del mes por la tarde, comeréis matzot". Éxodo XII-19: "... durante siete días no han de hallarse levaduras en vuestras casas..." He aquí los fundamentos históricos de esta fiesta, Pesaj.

LOS NOMBRES DE LA FESTIVIDAD
Se conoce como vemos a esta festividad con su nombre bíblico 1- Fiesta de las Matzot. Este es el símbolo central de esta festividad. 2- Jag ha Pesaj. Nombre del cordero pascual. Aquel animal puro que había que sacrificar y comer en la víspera de la salida de Egipto, nos remite nuevamente a lo relatado en Éxodo XI. Pesaj significa "saltear". El ángel de la muerte salteaba las casas de los Hijos de Israel en la décima plaga y mataba solo a los primogénitos de los egipcios. En recuerdo a ese hecho tan milagroso que "ablandaría" el duro corazón del Faraón, la fiesta recibe también ese nombre, el más popular en la tradición judía hasta el día de hoy. 3- Fiesta de la Primavera - Jag ha Aviv. La salida de Egipto coincidía con el inicio de la primavera. Como en otras festividades judías se nota la presencia de la naturaleza en los orígenes de las festividades judías. 4- Zman Jerutenu - Fiesta de Nuestra Libertad. Como hemos narrado, tiene que ver con los acontecimientos que llevaron a la esclavitud y a la milagrosa redención, la salida de Egipto.

FUENTES BÍBLICAS
Como queda dicho, tenemos los detallados versículos del libro de Shmot - Éxodo, donde leemos sobre los acontecimientos que cimentaron esta colorida y querida festividad. Fuentes complementarias: Levítico XXIII (Vaikrá) versículos 5, 6, 7 y 8. Este capítulo es una fuente básica para todas las festividades que la Torá menciona. Devarim (Deuteronomio) versículos 1 al 9: "... observarás el mes de Aviv (primavera) y celebrarás la pascua en honor al Señor, tu Dios... Porque en el mes de la primavera el Señor, tu Dios, te sacó de Egipto de noche..." (Deuteronomio XVI-1) "... por siete días comerás panes ázimos, pan de la aflicción, porque deprisa saliste de la tierra de Egipto, para que recuerdes el día que saliste de la tierra de Egipto, todos los días de tu vida..." (Deuteronomio XVI-3). Existen otras fuentes bíblicas en las que se menciona la liberación de Egipto, pero estas tres que hemos mencionado son las principales. También tenemos fuentes talmúdicas que explican esta festividad, como por ejemplo el tratado "Pesajim" de la Mishná. La expresión máxima y festiva de Pesaj es en el hogar. Ni bien termina la fiesta de Purim, es decir justo un mes antes de iniciar Pesaj, ya comienzan los preparativos pascuales. En muchos hogares se renovaba todo, se pintaba la casa y se dejaba todo listo para la fecha señalada. Los que no tenían una vajilla especial, purificaban (hacían kasher o apta) la de todos los días. Se preparan ropas nuevas que serán estrenadas la noche de Pesaj. En todos estos preparativos se siente la proximidad de la ansiada fiesta. Se repasan las costumbres, las leyes especiales y se organiza el "Seder" (cena festiva). En Israel la fiesta dura 7 días, como está escrito en la Torá. El primero y el séptimo son festivos y no se realizan trabajos como en sábado. Los días del medio -Jol hamoed- se trabaja con ciertas limitaciones. Se come matzá toda la semana y está prohibido comer cualquier clase de alimento que contenga Jametz (leudante). En la diáspora, a todas las festividades determinadas por la Torá se les agrega un día. Es el caso de Pesaj que dura ocho días fuera de Israel. Y se realizan dos sedarim (cenas festivas), la primera y la segunda noche.

EL SEDER DE PESAJ
La cena especial de Pesaj se llama "Seder". Seder significa orden. En esta cena se sigue un orden antiguo y predeterminado cuyo ordenamiento encontramos en la Hagadá de Pesaj (relato escrito que se sigue en la noche del banquete pascual). Las velas marcarán el inicio de la fiesta. Sobre la mesa luce la Keará, bandeja especial donde se colocan elementos. Beitzá (huevo duro) simboliza la vida y el destino; pata de cordero o pollo asado simboliza el sacrificio del cordero pascual. El "Jaroset" es una mezcla de manzana, nueces y azúcar que recuerda el color de la arcilla, elemento utilizado por los Hijos de Israel para construir pirámides y ciudades egipcias. Los demás elementos son el "Maror", "Karpas" y "Jazeret" (hierbas amargas), que recuerdan la amargura y sufrimiento de los antepasados, cuyas vidas esclavizadas eran duras y amargas. Pero el símbolo central es la matzá, el pan ácimo sin levadura que recuerda aquellos días de tristeza y oscuridad. En la cena pascual el jefe de la familia va leyendo la Hagadá, que marca el orden de la cena, las bendiciones y las preguntas. Se relata la esclavitud en Egipto y la milagrosa redención. La tradición acentúa el precepto de la narración ("... contarás a tus hijos que esclavo fuiste en la Tierra de Egipto y Dios te sacó de allí..."). Relatar, contar, narrar. Principio de transmitir la tradición a las generaciones venideras. La noche del Seder se presta especial atención a los niños, se los estimula a preguntar, a través de las cuatro preguntas tradicionales (Kushiot) y se realiza un juego, el Afikomán, para incentivarlos a que queden despiertos durante toda la cena, escuchen el relato de la Hagadá y participen activamente del festejo. EL

AFIKOMÁN
Es una antigua tradición. El que dirige el Seder esconde una matzá, que los niños buscarán al final de la cena. Quien la encuentra tiene derecho a pedir un premio. La cena finaliza comiendo el afikomán como última comida, para que a todos les quede el gusto de la matzá y así recordar el paso por Egipto.

MATZÁ SHMURÁ
El concepto de "Matza shmurá", matzá especialmente cuidada, es producto justamente de especiales cuidados, que se dan desde que se encuentra aún como trigo en el campo. Se extreman los cuidados para aquellos que quieren tener la absoluta certeza que esta matzá no tiene la mínima sospecha de jametz (leudante). En esta fiesta se intensifican las exigencias de pureza (kashrut). Se agregan cuidados especiales a los alimentos de Pesaj, llevando una etiqueta que los documenta como tales ("Kasher Le Pesaj"). En vísperas de Pesaj se "kasherizan" los utensilios, los hornos, heladeras y vajilla en general y se vacía la casa de todo producto que contenga Jametz. Esta costumbre se llama "Bedikat Jametz".

MAOT JITIN (MATZÁ PARA LOS POBRES)
En todas las comunidades existen personas que se encargan de proveer matzot y vino a los más humildes, ya que ningún judío puede carecer de matzá en Pesaj. La comunidad organizada es responsable por el cumplimiento de este precepto central: a nadie le pueden faltar los elementos básicos en Pesaj.

MES DE NISÁN
Se considera al mes de Nisán festivo, justamente porque en él se festeja Pesaj. Por lo tanto, no se visitan los cementerios, ni se realizan ceremonias de recordación.

PESAJ SHEINI (SEGUNDO PESAJ)
Esta costumbre, en realidad un Din (ley), tiene vigencia aún hoy. Para las personas que por motivos de salud no hayan podido festejar en la fecha indicada, lo harán un mes después, el 14 del mes siguiente, en Iyar. Lo importante es que todo judío tenga la vivencia del Pesaj, la recuerde, practique y transmita.

SHIR HA SHIRIM (CANTARES)
Como queda dicho, Pesaj es una fiesta llena de símbolos. Un lugar importante ocupan las lecturas tradicionales que se leen en el templo los días de Pesaj. A los relatos de la Torá y Profetas -Éxodo XV- se agrega el libro "Cantar de los Cantares", creación sublime de amor que se le atribuye al Rey Salomón. Narra el amor entre una joven pastora y su amado. La tradición mística -Cábala- encontró en esta Meguilá (rollo) una metáfora central: El amor entre la congregación de Israel (la novia) y su Dios (el amado) se lee en Pesaj, justamente por el contenido y por la primavera narrada en este texto.

PESAJ EN LA HISTORIA JUDÍA
La fiesta de Pesaj despertó siempre alegría y expectativa en los círculos judíos. Pero tiene recuerdos dolorosos en distintos momentos de la historia. Esta fiesta tan sagrada para el judaísmo era usada por los enemigos para acusar a los judíos de toda clase de culpas. Algunas graves como las "Alilot dam", crimen ritual, duros días en los que los judíos eran acusados de crímenes en la víspera de Pesaj, aduciendo que se usaba la sangre para fines rituales. Esto motivó amargas persecuciones, "pogroms" y hasta un famoso juicio, al principio del siglo XX, en Kiev, Rusia: El juicio de "Beylis", donde se demostraron las falsedades de tan infundadas acusaciones. Al respecto se realizó la película "El hombre de Kiev".

Otros que corrían serios riesgos eran los judíos "conversos" o nuevos cristianos en la España de la Inquisición. La persecución de la Iglesia en los siglos XIV y XV para con los judíos era violenta. Muchos manifestaban haber abrazado el cristianismo solo para salvar sus vidas de la hoguera y las torturas, pero secretamente seguían los preceptos judíos como el Shabat y Pesaj. En los sótanos seguían leyendo la Hagadá y transmitiendo las tradiciones pascuales. Otro hecho relevante en la historia judía más reciente es el Levantamiento del Ghetto de Varsovia, ocurrido el 19 de abril de 1943, en plena Segunda Guerra Mundial, cuando la máquina del racismo funcionaba a pleno, aniquilando millones de personas en los campos de exterminio. En Varsovia, la noche de Pesaj, inspirados en las tradiciones ancestrales de libertad, los jóvenes organizaron esta rebelión histórica, como ejemplo para la humanidad. ¡Cuán grande fue la sorpresa de los jerarcas nazis cuando entraron confiados al ghetto y se encontraron con la heroica rebelión!. "¡No más esclavos!", "¡no iremos más como corderos a la muerte!", volvieron a ser entonces los gritos de quienes pusieron a las conocidas tradiciones y milenarias palabras de libertad de Pesaj como valores supremos.. Una fiesta tan arraigada en la tradición tiene sus expresiones en las distintas ramas del arte: Hagadot de Pesaj con ilustraciones artísticas datan de siglos y son muy valoradas por los coleccionistas de Judaica, cuadros de famosos artistas. Pero donde más prendió la fiesta de Pesaj es en la literatura de distintas épocas, generando cuentos, leyendas, canciones y poesías ambientadas en la Europa Oriental.

PESAJ Y LA REDENCIÓN
Pesaj marca en la tradición judía un modelo de redención: la salida de Egipto, de la casa de la esclavitud, y el paso de ella a la libertad. Pero la redención completa (Guevlá shlema), que es la que esperamos aún, está personificada en la mística figura del profeta Elías, que es el que visita en la noche del Seder todos los hogares en los cuales se prepara una copa especial de vino para él. Es el que de acuerdo a esta tradición mística traerá y anunciará la redención total, liberando a la humanidad de toda clase de esclavitud. La festividad de Pesaj forma una trilogía junto con la de Shavuot y Sucot. Son fiestas de origen bíblico y de peregrinación a Jerusalén, tal como lo relatan numerosos pasajes bíblicos como "... me alegré cuando me dijeron: iremos a la casa de Dios...".