11-06-2007

 

Video del Encuentro de los iniciadores del Camino Neocatecumenal con las comunidades de la zona Nord-este de España, en la sección VIDEOTECA

Jun 2007
MoTuWeThFrSaSu
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  
Visitas hoy
Total visitas
     Portada / Opinion / Colaboraciones / María, cántaro de Dios

5 / 5 (4 Votos)

(CAMINEO.INFO) - Maria, nuestra madre
(CAMINEO.INFO) - Maria, nuestra madre

María, cántaro de Dios


02-06-2007

José Luis Turiel

(CAMINEO.INFO) - Suena mejor “lleno” que “llenado”. Cántaro lleno, cántaro llenado. Suena mejor, pero es más preciso decir “llenado”. Si algo está lleno, puede estarlo por sí mismo, como un pozo colmándose con su propia agua. Pero el cántaro no; el cántaro de suyo no tiene agua y por eso ha de ser “llenado”.

María es el paradigma de la gratuidad de Dios. En Ella todo es don, todo es regalo, todo lo que recibe es anterior a su mérito, anterior incluso a su existencia. No había siquiera de esperar a nacer, como nosotros, para recibir el don sobrenatural. Ni siquiera debía esperar el desarrollo de su gestación en el vientre de Ana -como Juan en el vientre de Isabel-, para ser santificada. No. Ella fue colmada de dones desde el mismo instante de su concepción, y lo había sido en la mente de Dios desde toda la eternidad. En Ella refulge la benevolencia divina y Ella no acierta hacer otra cosa que alabar y agradecer: Mi alma glorifica al Señor...

María es nuestro paradigma. También en nuestra vida todo es don, todo es gratuidad, como en la de Ella. También para nosotros existe desde la eternidad el decreto divino de nuestra salvación, de nuestra santificación sin límite ni medida. En Dios todo es gratuidad: da antes y da siempre, porque es lo propio del amor, dar sin esperar la equivalencia. No sucede lo mismo aquí en el mundo; aquí siempre nos cobran, a veces hasta los favores. Te hice un favor, me debes otro. Do ut des. Alguien decía que por eso no le gustaba concebir el matrimonio como contrato: te contrato para que me des, me contratas para que te dé.

Debemos introducirnos nosotros en el ámbito de la gratuidad, porque es el ámbito propio de Dios. María es la colmada de dones y por eso es también la que da por dar, la que da siempre, la que da más allá rompiendo sus anteriores límites. Lo triste del precepto dominical no es que muchos católicos lo incumplan; lo triste es que exista el precepto. Nadie ha dado nunca un precepto a la mamá para que dé al menos un beso diario a su bebé.

Esto vale para todas nuestras prácticas religiosas. Quizá nada le sea a Dios tan desagradable como el hecho de hacerlas porque tenemos el compromiso de ello. Deberíamos recordar que nosotros no somos dignos de dirigirnos a Él, ni de mirarlo, ni de oírlo, no somos dignos siquiera de existir. Deberíamos recordar con María que todo es don, gratuidad. Deberíamos pedirle a Ella su corazón para comprender un poco menos mal el siempre dadivoso Corazón de Dios. Y entonces, como Ella, nos llenaremos de continuo estupor al sabernos sólo cántaros.

CEM


Preview Chanel Preview Chanel

Comenta la noticia


Tu nombre:
Tu email:
Asunto:
Tu Comentario: (recuerda introducir el código alfa-numérico de seguridad antes de enviar)



  ARTÍCULOS RELACCIONADOS

 

Preview Chanel Preview Chanel
camineo.info 2005
PHPCow news publishing script, content management system